Embarazo por ovodonación: la betaespera y los síntomas más comunes

Los embarazos conseguidos mediante tratamientos de fecundación in vitro (FIV) con ovodonación evolucionan de la misma manera que los embarazos logrados de forma natural. No obstante, es posible que los síntomas en la mujer cambien ligeramente como consecuencia de la medicación recibida.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿En qué consiste la ovodonación?

Cuando se necesitan óvulos de donante, es imprescindible hacer una fecundación in vitro (FIV). A la donante se le extraen los óvulos maduros mediante punción folicular, por lo que la fecundación tiene que tener lugar obligatoriamente en el laboratorio. No es posible introducirlos en la mujer para hacer una inseminación artificial.

¿Te estás planteando recurrir a la FIV con ovodonación? Nosotros podemos ayudarte de manera personalizada a encontrar la clínica que mejor se adapta a tus necesidades. Para ello, debes acceder al siguiente enlace: Calculadora de presupuesto.

Una vez se han fecundado los óvulos, se dejan en cultivo para que se originen los cigotos, que se dividirán para dar lugar a los embriones. Para que éstos puedan implantar, el endometrio de la mujer receptora de la donación debe estar preparado.

Con el objetivo de que el estado del endometrio sea lo más óptimo posible, en la mayoría de los tratamientos, a la receptora se le prescribe medicación para mejorar la preparación endometrial. Ésta consiste en estrógenos y progesterona, que pueden ser administrados por vía oral, parches transdérmicos u óvulos vaginales dependiendo del protocolo.

El siguiente paso será depositar los embriones resultantes de la ovodonación en el útero de la madre receptora. Este procedimiento se conoce como transferencia embrionaria. Es un proceso sencillo, rápido e indoloro.

Unos 9-11 días más tarde se realizará la prueba de embarazo para averiguar si se ha conseguido la tan ansiada gestación. En ella se analizarán los niveles séricos de la hormona del embarazo: la beta-hCG.

Si deseas saber más sobre el test de embarazo, puedes encontrar más información aquí: ¿Qué valores de beta-hCG son normales en el embarazo?

Aunque pueda parecer fácil lograr el embarazo a la primera por ovodonación, debido a la buena calidad de los óvulos, no siempre es así, pues existen otros factores que influyen en la probabilidad de embarazo, como la calidad del semen o las características uterinas de la receptora.

Síntomas durante la betaespera

En los tratamientos de fecundación in vitro, se conoce como betaespera el periodo que va desde la transferencia embrionaria hasta la obtención del resultado de la prueba de embarazo, en la cual se analizan los niveles de la hormona beta-hCG.

La betaespera puede ser emocionalmente dura y generar inquietudes. No obstante, lo más recomendable es no obsesionarse con el embarazo, ya que de esta manera será un poco más llevadera.

Además, durante estos días, la paciente puede sentir algunos síntomas relacionados con las variaciones en los niveles hormonales. Entre los más frecuentes, se encuentran:

  • Sensación de hinchazón y pesadez
  • Sangrado vaginal leve
  • Náuseas
  • Flujo vaginal abundante
  • Cambios en los senos
  • Fatiga
  • Orinar frecuentemente

Cabe destacar que, en el caso de la ovodonación, como las dosis hormonales administradas son menores que en los tratamientos de FIV con estimulación ovárica, los síntomas también son más leves.

No es común que aparezcan dolores fuertes ni sangrado abundante. En caso de que así sea, recomendamos consultarlo en la clínica en la que se está llevando a cabo el tratamiento.

Síntomas del embarazo por ovodonación

Tras la transferencia e implantación del embrión en el útero de la receptora, se inicia la liberación de la hormona beta-hCG.

Unos 14 días después de la fecundación, aproximadamente, el valor de esta hormona podrá ser detectado por la prueba de embarazo, confirmando con ello que la ausencia de menstruación, el síntoma más evidente de embarazo, se debe a la gestación.

La hormona beta-hCG aumentará su nivel en sangre materna de forma progresiva desde la implantación del embrión transferido hasta aproximadamente el final del tercer trimestre. El aumento de la beta-hCG, junto con otros cambios hormonales, es el principal responsable de los primeros síntomas de embarazo:

  • Náuseas y vómitos
  • Aumento de las ganas de orinar
  • Cansancio
  • Mayor sensibilidad olfativa
  • Aumento o pérdida del apetito

A medida que el embarazo avanza, el cuerpo de la mujer irá cambiando y adaptándose al estado gestacional. Esto derivará en nuevos síntomas, como la variación en el tamaño y sensibilidad de los pechos, acné (granos), ardor estomacal, aumento de peso y volumen, pesadez, etc.

No debemos olvidar que esto son síntomas generales tanto del embarazo natural como del logrado tras la donación de óvulos. Cada mujer llevará el embarazo de forma distinta y, por ello, no todas sentirán los mismos síntomas ni con la misma intensidad.

En el caso del embarazo por ovodonación, es común que la mujer tenga una edad biológicamente avanzada (mayor de 35 años), lo cual puede aumentar los síntomas debido a que su cuerpo tolera peor los cambios hormonales. Además, debido a la edad, también puede haber más riesgos asociados a la gestación, como la preeclampsia o la diabetes gestacional.

Asumir la donación de óvulos: duelo genético

Recurrir a la donación de óvulos para poder tener hijos implica renunciar a la herencia genética. Esto no es fácil de asumir y puede dar lugar a dudas o problemas emocionales durante el embarazo.

Por esta razón, es recomendable iniciar el tratamiento de FIV con donación de óvulos únicamente en caso de entender las implicaciones físicas y emocionales del proceso. Es importante meditar bien la decisión consultando todas las dudas y temores con los profesionales, tanto médicos como psicológicos.

La gran mayoría de clínicas de reproducción asistida cuentan con un departamento de psicólogos especialistas que pueden ser de gran ayuda en este aspecto, tanto en el tratamiento como durante el embarazo.

Si tienes inquietudes y preguntas acerca de cómo llevar el hecho de que no sea tu hijo biológico, accede a este artículo: Tener un hijo por donación de gametos.

No obstante, la realidad es que, a medida que avanza la gestación y, especialmente, tras el nacimiento del bebé, la mayoría de inquietudes y miedos que pudieran tener los papás sobre la ovodonación desaparecen.

La llegada del bebé tras el parto hace comprender a los recién estrenados padres que la paternidad queda definida por la educación y crianza del niño y no únicamente por la dotación genética del mismo.

Preguntas de los usuarios

¿Desde cuándo se cuenta el embarazo por ovodonación?

Generalmente, en los tratamientos de FIV, se calcula el tiempo de embarazo añadiendo dos semanas a la fecha de la punción. En el caso de la ovodonación, desde la punción de la donante. De esta forma, imitamos el procedimiento que se sigue en los embarazos naturales, en los que se cuenta desde la fecha de la última regla.

¿Cuál es la probabilidad de éxito de la ovodonación?

Debemos tener en cuenta que los óvulos provienen de donantes jóvenes y sanas, por lo que se trata de óvulos de gran calidad. Por esta razón, las probabilidades de lograr el embarazo son elevadas, aunque, como hemos comentado más arriba, dependerá del resto de factores influyentes como la calidad del semen, la preparación del endometrio de la receptora, etc.

Para mayor información, puedes consultar este artículo: Tasas de éxito de la donación de óvulos.

¿Hay mayor probabilidad de embarazo múltiple en casos de donación de óvulos?

El riesgo de embarazo múltiple depende principalmente del número de embriones transferido. Si se transfieren dos embriones, la probabilidad de embarazo gemelar será elevada. Sin embargo, si se transfiere un único embrión, es muy poco probable que el embarazo sea doble.

A la hora de decidir cuántos embriones transferir, es muy importante tener en cuenta que en si los embriones provienen de óvulos donados, será más probable que implanten debido a que provienen de mujeres jóvenes, sanas y sin alteraciones que comprometan su fertilidad.

¿Cuál es el precio del embarazo por donación de óvulos?

El coste económico de lograr un embarazo a través de un proceso de donación de óvulos dependerá del número de intentos que se hayan necesitado para conseguirlo. Un tratamiento de FIV con donación de óvulos tiene un precio de entre 4500 y 8000€.

Numerosas clínicas ofrecen descuentos en intentos posteriores. Puedes calcular tu presupuesto en este enlace: Presupuesto de la ovodonación.

¿Influye la genética de la madre en el bebé?

Estudios recientes han demostrado que la genética del bebé nacido por ovodonación sí que se ve influenciada de alguna manera por la madre. Este fenómeno se debe a la epigenética, que es el estudio de los cambios en la expresión de los genes.

Se ha demostrado que los cambios epigenéticos pueden influir o modificar la actividad de ciertos genes. Por tanto, existe un mecanismo epigenético que hace que el hecho de que la madre geste al bebé implica que pueda influir en los genes del embrión.

Los síntomas que se tienen tras una donación de óvulos, ¿son diferentes si la beta es positiva o negativa?

Los síntomas que experimentan las mujeres los primeros días después de la transferencia suelen ser más por producto de la medicación hormonal que del embarazo en sí. Por tanto, pueden ser muy similares tanto si se ha conseguido el embarazo como si la ovodonación ha sido fallida.

Si los óvulos donados son de una mujer más joven que yo, ¿tendré menos síntomas durante el embarazo?

No. Los síntomas que se tienen durante el embarazo no dependen de la calidad ovocitaria, sino de cómo reacciona el cuerpo de la madre gestante a los cambios metabólicos y hormonales que supone una gestación. Por tanto, en un embarazo conseguido con óvulos donados se tendrán los mismos síntomas que si son propios.

Además, debido que a la donación suelen recurrir mujeres de edad avanzada, los síntomas pueden agravarse, por lo que es recomendable hacer un seguimiento riguroso del embarazo.

Lectura recomendada

A la hora de someterse a un tratamiento de ovodonación, suelen surgir dudas e inseguridades relacionadas con el proceso. Para intentar haceros el camino más fácil, hemos redactado este artículo en el cual os explicamos en qué consiste este proceso paso a paso: El tratamiento de FIV con donación de óvulos.

Otro momento de este proceso que también despierta muchas inquietudes es el de la transferencia de los embriones, ya que se deben tomar decisiones relevantes, como el número de embriones que se transfieren. Os contamos más sobre este paso en el siguiente artículo: La transferencia embrionaria y los síntomas más comunes en ovodonación.

2 comentarios

  1. usuario
    Tudelina

    Pues mi vecina tuvo a su primer hijo de forma natural con 32 años y fue un embarazo super normal, no tuvo casi síntomas y ahora está embarazada por donación de óvulos y la pobre lo está pasando fatal. No para con las náuseas y se siente super cansada. ¿será por casualidad o por los óvulos?

  2. usuario
    mari carmen

    hola buenas tardes!
    necesito una donante de ovulos para hospital las cruces bilbao.
    Seria una donacion cruzada.Si me podeis ayudar os dejo mi mail mcarmen_rp29@hotmail.com
    gracias chicas!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar