FIV con donación de óvulos y semen: la doble donación de gametos

En ocasiones, es necesario recurrir a la donación de óvulos y semen para la fecundación in vitro (FIV). Es lo que se conoce como doble donación de gametos.

Gracias a que los donantes son personas jóvenes y sanas, las tasas de embarazo que se consiguen con estos tratamientos son muy elevadas. No obstante, los principales inconvenientes son que la descendencia no tiene la carga genética de sus padres y que el precio es más elevado que si se utilizan gametos propios.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo se necesita la doble donación?

Existen situaciones en las que no se logra el embarazo ni de forma natural ni a través de diferentes técnicas de reproducción asistida debido a la mala calidad de ambos gametos o incluso su ausencia. Se trata de situaciones poco habituales, puesto que generalmente al menos uno de los futuros padres puede aportar la dotación genética.

Una de las soluciones en estos casos es la doble donación de gametos, es decir, la donación tanto de semen como de óvulos. Es un proceso emocionalmente complicado para los futuros padres, ya que deben renunciar a que sus hijos tengan su información genética. No obstante, puede suponer la última alternativa para lograr el embarazo.

Otro de los posibles caminos ante casos de infertilidad relacionados con los gametos es la donación o adopción de embriones. Puedes obtener más información sobre este tratamiento en el siguiente enlace: Donación de embriones.

La doble donación se requiere en caso de que haya problemas con los gametos de ambos miembros de la pareja o en casos de mujeres sin pareja masculina, ya sean madres solteras o lesbianas, que deben recurrir a la ovodonación porque sus óvulos no presentan la calidad suficiente para lograr el embarazo.

Alteraciones severas en la calidad seminal, como la azoospermia secretora, unidas a problemas relacionados con la reserva ovárica, como la edad materna avanzada, son las principales razones que llevan a muchas parejas a optar por la doble donación para conseguir el embarazo.

La presencia de alteraciones genéticas en los gametos también puede hacer que muchas personas recurran a la donación aun sin tener problemas de fertilidad, únicamente para evitar la transmisión de la anomalía a la descendencia.

Por último, también se recomienda la doble donación para las parejas con fallos repetidos en tratamientos previos de FIV por fallos de implantación o abortos recurrentes sin causa aparente.

Características de la donación de gametos

Al igual que la donación de óvulos y la donación de semen, la doble donación está permitida en España, siempre y cuando se sigan las premisas marcadas por la Ley 14/2006, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida (LTRHA):

  • La donación debe ser anónima y altruista.
  • Los donantes deben gozar de buena salud y tener más de 18 años. Además, el Real Decreto 412/1996 estipula que las donantes de óvulos deben ser menores de 35 años y, los de semen, de 50.
  • Los donantes deben superar una serie de pruebas médicas y psicológicas.
  • Es la clínica la que empareja a los donantes con los receptores en base a similitud de características físicas e inmunológicas.
  • Los donantes pueden recibir una compensación económica por las molestias ocasionadas.

Puedes leer más sobre las condiciones legales de la donación de gametos en España aquí: Legislación de la donación de óvulos y esperma.

La FIV con doble donación paso a paso

Desde el punto de vista de la receptora, el proceso de una FIV con doble donación de gametos es idéntico al de una FIV con ovodonación. La única diferencia es que, además de recibir óvulos de una donante, la muestra seminal que se utilizará para fecundarlos también procede de un donante de semen.

El tratamiento para la receptora consta, principalmente, de dos fases:

Preparación endometrial
se administra medicación hormonal para conseguir que el endometrio de la receptora esté en las condiciones óptimas para que ocurra la implantación embrionaria. Es más suave que la que se necesita para la estimulación ovárica. Suele administrarse por vía oral, parches transdérmicos u óvulos vaginales. El objetivo es conseguir que el endometrio tenga un aspecto trilaminar y un grosor de 7-10 mm.
Transferencia embrionaria
consiste en depositar los embriones resultantes de la doble donación en el útero de la madre receptora mediante un catéter. Es una intervención sencilla, corta e indolora.

El siguiente paso será realizar la prueba de embarazo para saber si se ha conseguido la gestación. El día de realización de la prueba dependerá del estadio de desarrollo embrionario en el que se haya hecho la transferencia, pero será aproximadamente unos 9-11 días más tarde de la transferencia.

Si quieres saber en qué consiste y cuándo puedes obtener resultados fiables con este test, te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Qué valores de beta-hCG son normales en el embarazo?

Tasas de embarazo

Tanto los donantes de semen como de óvulos son personas sanas y jóvenes, sin alteraciones genéticas ni antecedentes de enfermedades graves. Además, han sido sometidos a numerosas pruebas médicas para comprobar que no sufren ninguna alteración que pueda comprometer su fertilidad.

Por esta razón, la probabilidad de éxito de un tratamiento de FIV con gametos donados es superior en comparación con los tratamientos de reproducción asistida en los que se emplean gametos propios. Se consiguen unas tasas de embarazo de un 55-60% por transferencia. En cualquier caso, que se consiga la gestación también dependerá de otros factores, como, por ejemplo, la receptividad uterina de la paciente.

A pesar del aumento de los porcentajes de embarazo cuando se utiliza la donación de óvulos y espermatozoides, no todas las personas están dispuestas a renunciar a su genética para tener un hijo.

La idea de que el futuro bebé no comparta genes con ninguno de los dos padres es difícil de asumir para muchas parejas y, de hecho, muchas de ellas necesitan apoyo psicológico para hacerse a la idea y afrontar este tratamiento reproductivo.

¿Qué precio tiene?

El coste de un proceso de fecundación in vitro cuesta entre 2800 y 5500€ aproximadamente. Si empleamos gametos de donantes, el coste asciende considerablemente debido a los gastos que se derivan de la donación, entre los que se incluyen las pruebas a los donantes o la compensación recibida por los mismos.

Así, el precio de la FIV con doble donación de gametos es de entre 4700 y 8000€, dependiendo de cada situación de infertilidad, las necesidades requeridas, la clínica donde se haga el tratamiento, etc.

A este precio, deberá añadirse el coste de la medicación hormonal para la preparación endometrial, que no suele estar incluido en el presupuesto inicial de los tratamientos. Suele suponer un gasto adicional de 200-300€, pero también dependerá de las características de cada paciente.

En este enlace puedes calcular tu presupuesto sobre el proceso de FIV con gametos donados: Presupuesto del tratamiento de FIV con donación de óvulos y semen.

Preguntas frecuentes

¿El proceso para la receptora es igual al de la FIV normal?

No, en una FIV en la que se emplean óvulos y espermatozoides propios, la mujer ha de pasar por un proceso de estimulación ovárica y posteriormente por la punción folicular para la obtención de los óvulos. Del mismo modo, se deberá obtener la muestra del varón.

En la doble donación de gametos, el único tratamiento lo recibe la mujer y consiste únicamente en preparar su endometrio para la transferencia de los embriones. No deberá realizar la estimulación ni la punción, únicamente recibirá medicación hormonal (estrógenos y progesterona) para que su endometrio esté preparado para la implantación embrionaria.

El tratamiento para la receptora es igual al de la ovodonación. Puedes obtener información detallada aquí: Tratamiento para la receptora de óvulos y semen.

¿Qué diferencias hay entre la donación doble y la adopción de embriones?

Con la donación de embriones se ha dado un pasito más en el proceso, ya que lo que recibe la pareja receptora son embriones y no gametos, es decir, la fecundación ya ha tenido lugar.

Por otra parte, en la doble donación, tanto los óvulos como los espermatozoides proceden de donante, es decir, son de elevada calidad. Por el contrario, en adopción de embriones, se emplean embriones sobrantes de tratamientos de fertilidad de otras parejas.

Las tasas de éxito de la donación de óvulos y espermatozoides suelen ser más altas, pero también lo es el precio.

Si quieres más información sobre la embrioadopción puedes consultar el siguiente artículo: Donación de embriones.

Lectura recomendada

Como hemos comentado, para las receptoras, los tratamientos de FIV con doble donación de gametos son muy similares a los de ovodonación. En este artículo os explicamos al detalle en qué consiste y sus pasos: El tratamiento de FIV con ovodonación paso a paso.

Por otra parte, si quieres más información sobre los resultados que se consiguen con la ovodonación, te recomendamos que leas este artículo: Tasas de éxito de la donación de óvulos.

Un comentario

  1. usuario
    Frany Pon

    Yo creo que para recurrir a la doble donación preferiría adoptar y así por lo menos ayuda a dar un hogar a un niño que lo necesita. Imagino que pasar por el embarazo es un plus a la hora de tener un hijo pero la solidaridad también es importante.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar