La donación o adopción de embriones: ¿Qué es y qué precio tiene?

La adopción de embriones o embrioadopción es un proceso por el que una persona o pareja intenta lograr el embarazo a través de la transferencia de embriones sobrantes del ciclo de fecundación in vitro (FIV) de otros pacientes. Se conoce también como donación de embriones, puesto que hay una pareja que los dona y otra que los adopta.

El precio de este tratamiento es, aproximadamente, 1900-4000€ y puede variar en función de la clínica y las condiciones del ciclo. Es más económico que la doble donación de gametos o la ovodonación debido a varios factores que explicaremos a lo largo de este artículo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo se necesita?

Las principales situaciones en las que se recurre a esta alternativa reproductiva son:

  • Problemas de fertilidad en ambos miembros de la pareja (mala calidad seminal y ovocitaria)
  • Personas con problemas de fertilidad y sin pareja femenina o masculina
  • Fracaso en tratamientos previos de FIV con embriones propios
  • Fallo de implantación
  • Aborto de repetición
  • Enfermedades genéticas transmisibles

Es, junto con la doble donación de gametos, una de las opciones que tienen aquellas mujeres o parejas con problemas de fertilidad relacionados con la calidad o cantidad de los óvulos y los espermatozoides simultáneamente.

Destino de los embriones sobrantes de FIV

Cuando se realiza un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), se estimula la producción ovárica mediante medicación hormonal. El objetivo de este tratamiento es obtener el mayor número posible de óvulos de buena calidad.

A mayor número de óvulos de calidad obtenidos, mayor probabilidad de obtener una buena cantidad de embriones viables. Esto aumenta, a su vez, las probabilidades de éxito del tratamiento de reproducción asistida.

De todos los embriones obtenidos se seleccionarán aquellos de mayor calidad para la transferencia. Los embriones viables no transferidos, es decir, los embriones sobrantes, serán criopreservados gracias al proceso de vitrificación embrionaria.

La Ley 14/2006, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, ofrece a los pacientes con embriones sobrantes vitrificados los siguientes destinos posibles:

  • Criopreservación para uso propio en tratamientos futuros
  • Donación de embriones para investigación
  • Donación de embriones a otras parejas para uso reproductivo
  • Cese de su conservación (únicamente en caso de que la mujer haya finalizado su vida reproductiva y no se haya optado por ninguna de las otras tres opciones)

Cada dos años, las parejas deberán renovar el consentimiento de criopreservación e indicar si quieren cambiar el destino de sus embriones. En el caso de que la mujer o la pareja no quieran tener más hijos, la embriodonación es una buena manera de ayudar a otros a lograr el embarazo.

Para optar por esta alternativa, será necesario que cumplan los requisitos necesarios para ser donantes, como no presentar enfermedades de transmisión sexual o ser menores de 35 años en el caso de las mujeres. Puedes consultar cuáles son estas condiciones en el siguiente enlace: ¿Cuáles son los requisitos para ser donante?

Pasos del tratamiento de la embrioadopción

El tratamiento que debe seguir una mujer para lograr el embarazo por adopción de embriones incluye los siguientes pasos:

  • Preparación endometrial: se da a la mujer receptora medicación hormonal por vía vaginal, oral o en parches. Estas hormonas favorecerán el engrosamiento del endometrio, que es la capa mucosa del útero donde implantará el embrión.
  • Transferencia embrionaria: cuando el endometrio adquiere un aspecto trilaminar y su grosor es de entre 7 y 10 mm, se procederá a realizar la transferencia embrionaria. Consiste en depositar los embriones en el útero de la madre receptora mediante un catéter. Es un procedimiento sencillo, indoloro y de corta duración.

Tras la transferencia, el siguiente paso será confirmar si se ha conseguido la gestación mediante un test de embarazo, unos 10 días más tarde. Dependiendo de en qué día de desarrollo embrionario hayan sido transferidos los embriones, este test podrá realizarse antes o después.

Si quieres saber en qué consiste y cuándo puedes realizarte la prueba de embarazo, te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Qué valores de beta-hCG son normales en el embarazo?

Ventajas y porcentaje de éxito

Las principales ventajas por las que una pareja con problemas de fertilidad debe considerar la adopción de embriones como una posible solución son:

  • Sencillez del proceso: no es necesario realizar estimulación ovárica ni punción folicular, lo que reduce considerablemente el número de visitas a la clínica.
  • Coste: puesto que se trata de embriones sobrantes de otro ciclo de FIV, el precio del tratamiento es sustancialmente inferior en comparación con una FIV normal y mucho menor que una FIV con donación de óvulos y espermatozoides.
  • Medicación: la medicación no es inyectada, sino que se administra de forma oral, vaginal o en parches. Además, se trata de una medicación más suave y con menos efectos secundarios que la administrada para la estimulación ovárica.
  • Rápido: a diferencia de lo que ocurre con la ovodonación, en la mayoría de los casos no hay lista de espera para iniciar un tratamiento con embriones donados.

A pesar de estas ventajas, es importante tener en cuenta que se trata de embriones sobrantes de pacientes con problemas de fertilidad, por lo que las tasas de éxito no suelen ser tan elevadas como en el caso de la donación de gametos. No obstante, hay que tener en cuenta que estos embriones pueden proceder también de ciclos de FIV en los que se han empleado gametos donados, lo cual aumentaría ligeramente la probabilidad de embarazo.

La tasa de éxito de la adopción de embriones congelados es cercana al 42% por transferencia.

Por otra parte, es importante que los pacientes que se acogen a la adopción de embriones entiendan y asuman que se trata de embriones con carga genética diferente a la suya. Muchas parejas necesitan apoyo psicológico para aceptar esto desde el punto de vista ético, moral, religioso o personal.

¿Ovodonación o adopción de embriones?

No hay una técnica mejor que otra, sino que dependerá de las características de cada paciente y de su situación de infertilidad. Por ejemplo, si el semen de la pareja tiene buena calidad, lo ideal sería recurrir a la ovodonación para que, de esa manera, al menos uno de los futuros padres pueda aportar la dotación genética.

Si, por el contrario, existen problemas tanto con los gametos masculinos como con los femeninos, se podría recurrir a la doble donación o a la donación de embriones. En la primera, se donan gametos de elevada calidad, ya que proceden de donantes. En la segunda, se adoptan embriones sobrantes del ciclo de otra pareja.

Esta última opción es más económica, pero la probabilidad de embarazo es menor, ya que depende de la calidad de los embriones recibidos. Por el contrario, los resultados de la donación doble suelen ser muy buenos, aunque también dependerá de las condiciones uterinas.

Como podéis ver, son varios los factores que influyen y por ello es fundamental analizar cada caso y determinar la alternativa más adecuada en función de aspectos como el clínico, el económico y el psicológico.

Tanto si finalmente os decantáis por realizar un tratamiento de ovodonación o de adopción de embriones, os recomendamos que visitéis el siguiente enlace para beneficiaros de mejores precios: Descuentos en clínicas de reproducción asistida.

Os ayudaremos a encontrar la clínica que más os conviene de manera personalizada. También podréis realizar la primera visita de manera gratuita y sin compromiso.

¿Cuánto cuesta?

El coste del proceso de donación de embriones es de entre 1900 y 4000€. Depende de la clínica de fertilidad donde se realice, la situación de cada paciente, el protocolo de preparación endometrial que se utiliza, etc.

Este tipo de tratamientos son más económicos que los de ovodonación o doble donación de gametos debido, principalmente, a los siguientes factores:

  • No es necesario el proceso de selección de los donantes.
  • Las parejas que los donan no reciben ninguna compensación económica.
  • No hay que asumir el coste de la estimulación ovárica.
  • El trabajo del laboratorio de FIV consiste únicamente en la descongelación, cultivo y observación de los embriones.

A la hora de someterse a este tipo de tratamientos es recomendable tener claro qué está contemplado en el presupuesto inicial. Por ejemplo, debemos fijarnos si está especificado cuántos embriones se van a descongelar por ciclo de donación, si la transferencia está asegurada, la política de cancelación de ciclo…

Otro punto que puede determinar una diferencia considerable de precio entre dos clínicas distintas es si el tratamiento de preparación endometrial de la receptora está incluido en el precio inicial o no.

Por todo esto, es aconsejable solicitar toda la información antes de iniciar el tratamiento y preguntar todas las dudas que surjan al respecto.

Preguntas frecuentes

Cuando se hace la adopción de embriones, ¿siempre son congelados?

Sí, tras realizar la fecundación in vitro, los embriones no transferidos son criopreservados hasta que la mujer o pareja deciden que es el momento de donarlos a otras parejas. Por ello, la donación siempre se hará de embriones congelados.

Puesto que la técnica de congelación embrionaria es la vitrificación, generalmente se habla de adopción de embriones vitrificados.

¿En la donación de embriones se miran las características físicas como en la donación de gametos?

Sí, la legislación que hace referencia a la donación de gametos es la misma que la de donación de embriones. En ambos casos, es un proceso altruista y anónimo, por lo que la elección de los donantes la llevará a cabo el personal de la clínica de fertilidad en base a las características físicas y compatibilidad médica.

¿Me pueden transferir los embriones en ciclo natural?

En algunas pacientes, es posible realizar la transferencia en el ciclo natural, sin administrar hormonas exógenas. Sin embargo, es más frecuente que se realice un tratamiento de preparación endometrial para aumentar las probabilidades de embarazo.

¿Puedo saber para qué se usan mis embriones cuando la donación es para investigación?

Si decides donar tus embriones para investigación, antes de que sean utilizados, deberás firmar un consentimiento informado en el que se especifique para qué proyecto serán destinados y en qué consistirá brevemente.

¿Cómo puedo donar mis embriones a otras parejas?

Antes de iniciar el tratamiento de fecundación in vitro, deberás firmar un consentimiento en el que conste qué deseas que pase con los embriones sobrantes del tratamiento y una de las opciones será la de donarlos a otras parejas con fines reproductivos.

Si marcaste otra opción y has cambiado de opinión, puedes ponerte en contacto con la clínica para comunicárselo. Si no han sido utilizados, no habrá problema en que los dones.

Si tengo hijos por donación de embriones, ¿se parecerán a mí?

Los padres que optan por la donación de embriones deben asumir que sus hijos no tendrán su carga genética. Por tanto, el parecido físico será menor.

No obstante, pueden presentar algunos parecidos. Os lo contamos en este artículo: ¿Mi hijo se parecerá a mí?

¿La donación de embriones puede hacerse en fresco?

Lo más habitual es que los embriones donados procedan de pacientes que, una vez han conseguido el embarazo y ya no tienen deseo reproductivo, los donen.

No es posible saber si se ha logrado la gestación hasta 14 días después de la punción folicular y los embriones en el laboratorio no sobreviven más de unos 7 días. Además, es recomendable esperar un tiempo prudencial para confirmar que el embarazo es evolutivo y que no se deseará tener más descendencia.

Por tanto, lo más frecuente es que, antes de ser donados, pasen por un proceso de criopreservación, es decir, sean congelados.

¿Es necesario hacer reposo después de recibir una donación de embriones?

Una vez se haya realizado la transferencia embrionaria, es recomendable hacer reposo unos 10 o 20 minutos. Sin embargo, transcurrido ese tiempo, la paciente podrá hacer vida normal, siempre y cuando no haga muchos esfuerzos físicos.

Lectura recomendada

Uno de los puntos claves del éxito de la donación de embriones es que el proceso de congelación y descongelación de los embriones se realice correctamente. En el siguiente artículo os explicamos en qué consiste esta técnica: La congelación de óvulos y embriones.

Además, como en cualquier donación con fines reproductivos, también tiene especial relevancia el marco legal del cada país. En este enlace encontraréis información sobre la legislación española: ¿Qué dice la legislación española sobre la donación?

4 comentarios

  1. usuario
    Kiara

    Entonces, ¿si tengo menopausia precoz y mi marido azoospermia leve? Recomendaríais una donación de embriones o la doble donación? O bueno, solo la donación de óvulos porque quizá es posible usar su semen…

  2. usuario
    Pilukiti

    Kiara, creo que estás planteándote cosas diferentes. Puede parecer los mismo pero no es lo mismo recibir óvulos y espermatozoides (gametos) que embriones.

    Debes consultar con la clínica para que te expliquen bien las diferencias, ventajas, inconvenientes, etc.

  3. usuario
    embryodon

    Buscando sobre la donación de embriones voy y me encuentro con este artículo. Mi caso es un poco complicado porque por motivos varios tengo que usar semen y óvulos de donante. La ginecóloga me ha explicado que puedo usar embriones de otras parejas que los donan porque no los quieren ya o no los necesitan. A mi me ha parecido un poco raro eso de que sea el hijo biológico de otra pareja. No lo tengo claro aún, me lo tengo que pensar bien y tengo que valorar los pros y los contras de esto. ¿Alguien me puede contar su experiencia? Creo que me serviría de ayuda ahora mismo.

    • usuario
      almudenamoliner

      Estoy en la misma situación que tú. En la clínica pregunté qué era mejor y me dijeron que era decisión mía para valorar con la información que me habían dado así que aquí estoy pensandolo.

      Con óvulos y semen de donante es mucho más caro, porque tienes que pagar la compensación y las pruebas del donante en el precio del tratamiento. Los precios que he visto son unos 7000€ y lo bueno que tiene es que te aseguras de que son de calidad y los embriones van a ser buenos o por lo menos esa es la previsión.

      Si lo hago con embriones de otras parejas entonces son unos 2500€ así que la ventaja claramente es el precio. Con estos embriones no sabes si la pareja ha usado óvulos o semen de donante para su tratamiento o si son suyos así que igual te arriesgas más. En la clínica me insisten en que son de buena calidad porque para que entren al programa de donación tiene que tener un mínimo de calidad así que igual tiro por aquí.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar