Información para ser donante de óvulos

Cada vez son más las mujeres que necesitan recurrir a la donación de óvulos para cumplir el sueño de formar una familia. A pesar de existir una compensación económica por las molestias (por ley se establece entre los 800€ y los 1000€), la donación de óvulos es principalmente un acto voluntario, altruista y solidario.

Razones para ser donante

  • Ayudar a otra persona o personas a formar una familia
  • No afecta a la fertilidad de la donante
  • La identidad de la donante nunca será conocida por la receptora ni viceversa

Posibles riesgos de la donación

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO)
  • Problemas relacionados con la punción (hemorragias o infecciones)
  • Efectos secundarios relacionados con la anestesia

Requisitos para ser donante

  • Edad comprendida entre 18 y 35 años
  • Superar revisión ginecológica y analítica
  • Pasar una entrevista con una psicóloga

Pasos para ser donante

    1. Cumplimentar este formulario o contactar directamente con un centro de reproducción asistida que sea de tu confianza.
    2. Si se opta por rellenar el formulario, la clínica más cercana se pondrá en contacto para una primera cita informativa. Es muy importante resolver todas las dudas y entender perfectamente en qué consiste el proceso.
    3. Se llevará a cabo una revisión ginecológica para valorar el estado de salud y una entrevista con la psicóloga. Una vez superadas todas las pruebas, se empieza con la estimulación ovárica. Para ello, el centro entrega la medicación y explica cómo suministrarla correctamente. Es muy importante seguir los pasos establecidos y, ante cualquier duda, preguntar.
    4. La medicación se suministra durante 10 días aproximadamente y siempre se empieza el primer día de regla. Como la medicación se la administra la propia donante, al centro solo deberá acudir 3 o 4 veces para los controles. El médico determina en uno de los controles la fecha de la punción folicular, momento en el que se extraen los óvulos.
    5. La punción folicular se realiza bajo anestesia: de esta manera, la donante no nota ninguna molestia. Dura alrededor de 20 minutos. Tras unas horas de recuperación, la donante podrá irse a casa y hacer vida normal, aunque no se recomienda realizar sobresfuerzos.
    6. Tras un plazo establecido por el centro, la donante será citada para una revisión con el fin de comprobar que se encuentra en perfecto estado.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar