Riesgos de la ovodonación: problemas psicológicos y del embarazo

Desde el punto de vista de la receptora, la ovodonación es uno de los tratamientos de reproducción asistida que menos riesgos supone. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el embarazo sí que puede conllevar algunas complicaciones, especialmente a edades avanzadas. Además, la receptora también debe aceptar que su hijo no tendrá su genética (duelo genético), lo que puede implicar una serie de problemas psicológicos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Preparación del endometrio y transferencia

El primer paso para la receptora de un tratamiento de ovodonación es la preparación endometrial. Ésta consiste en que la paciente se administre medicación hormonal para preparar su endometrio, la capa que recubre la superficie interna del útero.

Este tratamiento consiste, básicamente, en estrógenos y progesterona y con él se busca que el endometrio esté en condiciones óptimas para favorecer que se produzca la implantación del embrión.

Sin embargo, al tratarse de una administración de hormonas exógenas, puede tener efectos secundarios. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Mayor sensibilidad o dolor en los pechos
  • Cansancio
  • Irritabilidad
  • Flujo vaginal
  • Sangrado vaginal leve

No obstante, como las dosis hormonales necesarias no suelen ser muy elevadas, estos síntomas son leves y no comportan mayores complicaciones.

Una vez el endometrio está preparado, se realizará la transferencia embrionaria, que consiste en depositar los embriones en el útero de la receptora.

Se trata de un procedimiento sencillo, rápido e indoloro. A pesar de eso, la paciente puede sufrir ligeras molestias en la zona abdominal o incluso un leve sangrado vaginal debido a la manipulación durante la técnica.

Riesgos del embarazo por ovodonación

Muchas pacientes creen que, por el hecho de utilizar óvulos donados por pacientes jóvenes, los riesgos asociados al embarazo son menores.

Es importante que las receptoras sean conscientes de que eso no es así, ya que los peligros derivados del embarazo dependen de su cuerpo y no del óvulo o embrión procedente de la donante.

Es más, debido a que muchas de las mujeres que recurren a la ovodonación son de edad avanzada, los peligros pueden ser incluso mayores. Por ejemplo, se ve aumentado el riesgo de que se den las siguientes complicaciones en la gestación y el parto:

  • Diabetes gestacional
  • Hipertensión (preeclampsia, que en ocasiones puede derivar a síndrome de HELLP)
  • Cesáreas
  • Sangrado uterino
  • Necesidad de dosis altas de anestesia
  • Peor cicatrización

Además, los bebés también presentan una serie de problemas con mayor frecuencia en este tipo de embarazos:

  • Peor formación de la placenta que causa peor nutrición fetal
  • Partos prematuros
  • Bajo peso al nacer
  • Mayor riesgo de muerte perinatal

En el caso de que ocurra una gestación múltiple, la probabilidad de que ocurran todas estas complicaciones también se verá aumentada. Hay que tener en cuenta que, dado que se trata de óvulos y embriones de buena calidad, la probabilidad de que implanten es mayor. Por tanto, con la finalidad de evitar los embarazos múltiples, se recomienda que se realicen transferencias de un único embrión.

La única complicación asociada a la edad materna avanzada que se ve disminuida con la ovodonación es el porcentaje de abortos. Esto se debe a que la mayoría de las pérdidas gestacionales se deben a que la carga cromosómica de los embriones no es la correcta, es decir, presentan aneuploidías. Utilizando óvulos de donante se reducen este tipo de anomalías cromosómicas y, así, los abortos.

Aun así, puede haber pérdida gestacional derivada de la edad avanzada de la madre, ya que puede afectar a la capacidad de su cuerpo de llevar a término la gestación.

Problemas psicológicos: duelo genético

Una de las mayores preocupaciones de las receptoras de ovodonación es que sus hijos no portarán su información genética. No siempre es fácil asumirlo, ya que surgen miedos e inseguridades a la hora de asumir que los hijos no se parecerán tanto como esperaban a ellas.

Esta fase es lo que se conoce como duelo genético. De hecho, muchas clínicas ofrecen apoyo psicológico a las pacientes para ayudarlas a superar estas dificultades emocionales.

Sin embargo, las receptoras de ovodonación deben ser conscientes de que la asignación de donantes se realiza teniendo en cuenta la similitud fenotípica, es decir, las características físicas de la donante y la receptora. Además, la educación de los hijos juega un papel clave en su desarrollo y puede acabar teniendo más peso que la propia carga genética.

Tener hijos por ovodonación genera muchas dudas sobre si los niños nacidos por donación de óvulos se parecerán a los padres y si es recomendable contarles sus orígenes o no. En este artículo os contamos más sobre el tema: ¿Mi hijo se parecerá a mí? ¿Cómo decírselo?

También es importante tener en cuenta que las pacientes que recurren a ovodonación, en muchas ocasiones, ya han realizado varios tratamientos de reproducción asistida, cosa que conlleva un fuerte desgaste psicológico. Esto hace que la frustración en cada intento fallido sea mayor, ya que cada vez ven más difícil que cumplir su deseo de ser madres.

No obstante, con la ovodonación las probabilidades de éxito son mayores, por lo que es recomendable no desistir e intentar conseguir el embarazo mediante esta alternativa sin perder la esperanza.

Preguntas de los usuarios

¿Los niños nacidos por ovodonación tienen más problemas psicológicos?

Los niños nacidos por este tipo de tratamientos no tienen más riesgo de sufrir alteraciones psicológicas por el hecho de proceder de una donación de óvulos.

Sin embargo, los padres deberán hacer un esfuerzo por llevar la situación con la mayor normalidad posible para que eso no ocurra, ya que son ellos los encargados de contárselo a sus hijos cuando lo crean adecuado si así lo desean.

¿Los embarazos por ovodonación tienen más peligros?

Los embarazos que se consiguen mediante la donación de óvulos no conllevan más riesgos que los naturales. No obstante, hay que tener en cuenta que la edad materna avanzada y las gestaciones múltiples sí que pueden suponer un aumento de los peligros asociados al embarazo.

Lectura recomendada

Como hemos visto, los principales riesgos de la ovodonación son los asociados al embarazo, especialmente en los casos en los que la madre es de edad avanzada o se producen gestaciones múltiples. Si deseas tener más información sobre los síntomas del embarazo, puedes encontrarla aquí: La betaespera y los síntomas más comunes del embarazo por ovodonación.

Con la finalidad de evitar las gestaciones múltiples, se recomienda transferir únicamente un embrión. Te contamos cómo decidir cuántos embriones transferir en este artículo: ¿Cuántos embriones hay que transferir?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar