Donación de semen para parejas lesbianas

En España, las parejas lesbianas pueden recibir un tratamiento de reproducción asistida según la ley española. No obstante, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que residan no podrán acceder al tratamiento por la seguridad social, puesto que la ausencia de pareja masculina no es un problema de fertilidad.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué opciones hay en España?

En nuestro país, existen tres opciones de tratamiento para ser madres lesbianas, todas ellas por supuesto con semen de donante anónimo. La primera alternativa es la inseminación artificial, de forma que deberán decidir cuál de las dos se hará el tratamiento o si se lo hacen las dos.

Para aquellas mujeres en las que la inseminación artificial no ha sido exitosa la solución puede ser la fecundación in vitro.

Por otro lado, existe también la opción del método ROPA, que es una técnica cada vez más solicitada, ya que permite que ambas mujeres participen en el tratamiento.

La inseminación casera no se considera una técnica de reproducción asistida, ya que la mujer la realiza sin control ni asistencia médica. Por lo tanto, aunque sea una cuarta opción para formar una familia homoparental, no vamos a hablar de ella en este artículo.

Inseminación artificial con esperma de donante

El tratamiento de inseminación artificial requiere primeramente de una fase de estimulación ovárica suave y controlada para que maduren 1 o 2 óvulos que serán liberados a las trompas de Falopio en la ovulación para poder ser fecundados.

Es necesario realizar controles ecográficos para ver el aumento del tamaño de los folículos y comprobar así que van madurando adecuadamente. Se pueden hacer también analíticas de estradiol para ver si aumentan adecuadamente los niveles de esta hormona.

Finalmente, una vez 1 o 2 folículos hayan alcanzado 18 mm de diámetro, se puede programar ya la inseminación en sí, que consiste en introducir el semen de donante procesado en el laboratorio en el útero de la mujer mediante una cánula.

Los espermatozoides ascenderán por el tracto genital femenino hasta las trompas, donde les estará esperando el o los óvulos para ser fecundados.

La pareja puede decidir cuál de las dos mujeres se hará el tratamiento de inseminación. El médico puede aconsejarles según los resultados obtenidos en las pruebas de fertilidad previas al tratamiento.

Para que pueda tener éxito la técnica, es necesario que la mujer tenga al menos una de las trompas permeable y una buena reserva ovárica. Además, no debe tener anomalías uterinas que dificulten la implantación o puedan comprometer el embarazo.

También es posible que sean las dos mujeres las que se hagan la inseminación artificial. En este caso se utilizaría el semen de un donante diferente para cada una.

Encuentra toda la información que necesitas sobre esta opción reproductiva aquí: Inseminación artificial con semen de donante.

Método ROPA

Este método, tal y como se puede ver en la imagen, es una fecundación in vitro en la que una de las dos mujeres de la pareja se realiza la punción folicular para extraer sus óvulos, mientras que a la otra se le realiza la transferencia de embriones y será la que lleve el embarazo.

Este tratamiento dispone de las siguientes fases:

  • Estimulación ovárica controlada a una de las dos mujeres para la maduración de varios folículos a la vez
  • Punción folicular para extraer los folículos maduros del ovario
  • Fecundación de los óvulos obtenidos con el semen de un donante
  • Cultivo de los embriones y selección de aquel o aquellos de mejor calidad
  • Transferencia de uno o dos embriones a la mujer que no ha aportado los óvulos
  • Prueba de embarazo por análisis de la hormona beta hCG en sangre, habitualmente en la propia clínica, cuando lo indica el ginecólogo (unas 2 semanas después de la transferencia)

Este tratamiento, a diferencia de la IAD y la fecundación in vitro, solo está disponible en las clínicas privadas y es requisito indispensable el matrimonio. Según la Ley Española de Reproducción Asistida, los óvulos de una mujer solo pueden ser utilizados por ella o por su cónyuge, así que para que la pareja pueda utilizarlos para quedarse embarazada es necesaria la unión en matrimonio.

FIV con donación de esperma

Aunque es memos común, también es posible que una mujer de la pareja se haga una fecundación in vitro con sus propios óvulos y semen de donante.

Los pasos de este tratamiento son los siguientes:

  • Estimulación ovárica controlada
  • Punción folicular para extraer los folículos maduros
  • Fecundación de los óvulos obtenidos con el semen de un donante
  • Cultivo de los embriones y selección de aquel o aquellos de mejor calidad
  • Transferencia de uno o dos embriones a la misma mujer que ha aportado los óvulos
  • Análisis de la hormona beta hCG en sangre aproximadamente 2 semanas después de la transferencia para ver si hay embarazo

Para más información sobre este tratamiento reproductivo puedes consultar este enlace: FIV con donación de semen.

Preguntas frecuentes

¿Por qué no se puede hacer el método ROPA en la seguridad social?

A diferencia de lo que ocurre en la sanidad privada, en la seguridad social la pareja no puede escoger el método reproductivo que desea, es el médico especialista el que indica qué procedimiento se va a realizar en base a las necesidades específicas de la mujer.

Siempre se elige el método más económico y sencillo, que requiera una menor manipulación pero que ofrezca una buena probabilidad de éxito. Por lo tanto, la primera opción es la IAD, y en caso de que no se pueda se hará una FIV. El método ROPA lo escoge la pareja para que ambas mujeres puedan participar activamente en el proceso de FIV, no es una necesidad, por lo que no está disponible en los centros públicos de reproducción asistida.

¿Cómo elegimos cuál de las dos se va a hacer el tratamiento?

Se debe tomar la decisión en base a los resultados obtenidos en las pruebas de fertilidad. Es importante que la reserva ovárica sea adecuada, que no haya malformaciones uterinas y que las trompas permitan el paso de los espermatozoides.

Además, se debe tener en cuenta la edad. Una mujer mayor de 35-37 años tiene menor probabilidad de lograr el embarazo que una más joven, por lo que es preferible que el tratamiento se lo haga la de menor edad.

En caso de optar por el método ROPA, la mujer que done los óvulos debe tener una buena calidad y cantidad de óvulos, mientras que la que vaya a llevar el embarazo no tiene que tener ninguna alteración que impida la implantación y su endometrio debe ser receptivo tras la medicación administrada.

5 comentarios

  1. usuario
    Rubia

    Me interesa el método ROPA. Había oido hablar de esto en algún momento pero no tenía claro que se pudiera hacer en España ni el nombre. Voy a hablarlo con mi pareja. Me parece una buena idea, así no se queda fuera una de las dos, ambas participan a su manera. Y me parece un gesto muy bonito que una lleve en el vientre al hijo biológico de la otra.

  2. usuario
    Henrieta

    Si tanto mi pareja como yo nos hacemos la inseminación artificial ¿los niños podríamos inscribirlos como de las dos en el registro o solo serían de la que lo ha dado a luz?

    • avatar
      Sara SalgadoEspecialista en reproducción asistida

      Hola Henrieta,

      Si estáis casadas podéis inscribir a ambos niños como hijos de las dos. Sin embargo, si no estáis casadas, tendríais que solicitar la adopción del niño de la otra, una vez hayan nacido los bebés, para que puedan ser hijos de ambas.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

  3. usuario
    Pegi

    Y si maduran más de 2 óvulos ya no se puede hacer la inseminación?

    • avatar
      Sara SalgadoEspecialista en reproducción asistida

      Hola Pegi,

      En caso de que maduren más de 2 folículos existen dos opciones: cancelar el ciclo o transformarlo en una fecundación in vitro (FIV). Todo dependerá del número de folículos que hayan madurado, de lo que considere el médico más adecuado y de si la pareja o la mujer está dispuesta a hacer la FIV. La inseminación no se podría hacer, porque el riesgo de embarazo múltiple sería muy elevado. Generalmente se cancelaría la inseminación y se intentaría en un siguiente ciclo con menor dosis hormonal.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar