Transferencia de embriones en Chipre

Por (embrióloga).
Actualizado el 23/02/2016

La transferencia embrionaria es el proceso por el que los embriones son depositados en la cavidad uterina de la futura madre a la espera de que sean capaces de implantar y dar lugar al esperado embarazo.

Se trata de un procedimiento sencillo, de corta duración e indoloro. Tras la introducción de los embriones en el útero, la mujer estará en reposo aproximadamente 20 o 30 minutos. Pasado este tiempo, podrá realizar vida normal, aunque sin exagerados esfuerzos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Número de embriones a transferir

Transferir más de un embrión aumenta las probabilidades de éxito del tratamiento de fecundación in vitro (FIV) pero a la vez aumenta la probabilidad de que se produzca un embarazo múltiple. Este tipo de embarazo conlleva un mayor riesgo pues da lugar a más casos de parto prematuro, muerte fetal, crecimiento intrauterino retardado, preeclampsia, etc.

La legislación chipriota sobre reproducción médicamente asistida (Ley 69 (I)/2015) marca un límite en relación al número de embriones a transferir en función de la edad de la paciente:

  • Hasta los 38 años de edad, se permite la transferencia de un máximo de 2 embriones.
  • En mujeres de entre 39 y 50 años, está permitido transferir hasta 3 embriones.

Tal y como indica la ley, cualquier incumplimiento de esta normativa será sancionado con hasta dos años de cárcel y/o 100.000 euros de multa.

Teniendo en cuenta las restricciones legales, la paciente deberá decidir, siempre considerando el consejo médico y de los especialistas del laboratorio, si prefiere que se le transfieran uno, dos o, en los casos posibles, tres embriones.

Preparación para la transferencia embrionaria

Para que la implantación embrionaria pueda producirse de forma exitosa, debe producirse una adecuada comunicación entre el embrión y el endometrio. Éste último es la capa uterina donde los embriones implantan.

La comunicación solo será efectiva y permitirá, por tanto, el embarazo si ambas partes están preparadas:

  • Los embriones tienen que tener una buena calidad
  • El endometrio debe tener un aspecto trilaminar y un grosor aproximado de 7-8 mm

Para favorecer la calidad embrionaria, los embriones serán cultivados en el laboratorio en las mejores condiciones posibles. En cuanto al endometrio, la mujer recibirá un tratamiento médico hormonal que permitirá la preparación endometrial necesaria.

Este tratamiento consiste en la administración de hormonas (estrógenos y progesterona) ya sea por vía oral, vaginal o en forma de parches. Esta medicación favorecerá el engrosamiento endometrial necesario para que los embriones sean capaces de implantar en él y continuar su evolución.

Para establecer las dosis y el tiempo de medicación, se realizarán determinados controles ecográficos que permitirán determinar el desarrollo del endometrio y programar la transferencia en el momento más adecuado.

Si la paciente es extranjera, puede iniciar el tratamiento en su país de origen y acudir uno o dos días antes a la clínica de Chipre para la transferencia. No obstante, hay centros de reproducción que prefieren ser ellos mismos los que controlen la evolución endometrial y por tanto «obligan» a estar en el país desde el inicio del tratamiento.

Dependiendo del protocolo seguido y de la respuesta de la paciente, la administración de estrógenos durará más o menos tiempo. Generalmente, no suele administrarse durante más de 10 o 12 días.

La progesterona por su parte suele darse dos o tres días antes de la transferencia de los embriones y hasta la semana 20 de embarazo aproximadamente. En caso de no producirse el embarazo, se dejará de tomar la progesterona y la menstruación volverá a bajar, iniciando un nuevo ciclo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Tiene un Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). También cuenta con un Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.