Legislación en República Checa sobre donación de óvulos y semen

Por (embrióloga).
Actualizado el 07/03/2016

Las técnicas de reproducción asistida en República Checa están reguladas por la ley 227/2006. En ella se autoriza la donación de gametos y se estipulan las condiciones en las que se puede realizar.

Esta ley entró en vigor en junio del 2006 y es una ley bastante flexible en cuanto a los tratamientos de reproducción asistida que se pueden realizar en el país. Sin embargo, no permite el acceso a estas técnicas a mujeres sin pareja ni a parejas homosexuales.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Regulación de la reproducción asistida

Antes de poder realizar un tratamiento de reproducción asistida, la pareja debe firmar un consentimiento en el que dicen que quieren realizar el tratamiento de reproducción asistida juntos y, una vez iniciado el tratamiento, el hombre tiene que consentir antes de cada procedimiento.

La madre del niño es considerada aquella que da a luz, mientras que la filiación paterna se establece cuando firma el consentimiento para realizar la técnica de reproducción asistida por la que se tiene el niño. Esto supone que los donantes de gametos no tienen en ningún caso derechos ni obligaciones de paternidad.

La ley no especifica el número de embriones que se pueden transferir al útero de la mujer, solo indica que se pueden fecundar e implantar tantos embriones como se crea necesario para asegurar el éxito del tratamiento.

Solo se permite el análisis genético de los embriones en situaciones concretas para evitar enfermedades o condiciones genéticas graves. Además, no está permitida la selección del sexo del bebé, excepto en casos excepcionales en los que se vaya a utilizar para prevenir enfermedades ligadas al sexo.

Si no se usan todos los embriones creados para el tratamiento de reproducción asistida, éstos se pueden congelar y almacenar para su posterior uso en otros tratamientos de reproducción de la pareja.

En caso de que la pareja decida que no va a utilizar los embriones almacenados debe firmar un consentimiento para donarlos a otras parejas o para su uso en investigación con células madre.

En cuanto a la donación de gametos, ésta debe ser voluntaria y altruista, solo está permitida la compensación de los gastos derivados de la recolección de gametos. La clínica puede pedir a la pareja que recibe los gametos que pague la compensación económica al/la donante.

La donación de gametos también debe ser anónima: no se puede desvelar la identidad del donante ni de la pareja receptora. Tampoco se puede desvelar la identidad del donante al hijo ni del hijo al donante.

Requisitos de los donantes

Para poder ser donantes de gametos en la República Checa, es necesario cumplir una serie de requisitos:

  • Edad: las mujeres que quieran donar sus óvulos deben ser mayores de 18 años y no tener más de 35. En el caso de los donantes de semen la edad límite se establece en los 40 años.
  • Tienen que pasar una serie de análisis y exámenes médicos que aseguren su salud.
  • Deben firmar un consentimiento, y al hacerlo también consienten que los embriones originados a partir de sus gametos puedan ser usados para investigación con células madre embrionarias en caso de que haya embriones sobrantes en el tratamiento de reproducción.

Es obligatorio que los centros de reproducción asistida guarden la información acerca de la salud del donante durante 30 años desde que se realiza el tratamiento con los gametos donados.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.