Esterilidad secundaria

Por (farmacéutica y embrióloga).
Actualizado el 13/09/2013

Es frustrante no conseguir el embarazo de un primer hijo para muchas parejas o madres solas pero, ¿qué pasa con aquellos que intentan tener un segundo hijo y no pueden? A esto se le llama esterilidad secundaria y ocurre cuando una pareja que ya ha tenido un hijo o más no consigue otro embarazo.

Desde el punto de vista social, la infertilidad secundaria no se considera un problema tan importante como la primaria, ya que el haber tenido un hijo se considera un consuelo para las parejas que sufren de ella. Sin embargo, para los padres que no pueden concebir un segundo hijo es más estresante y frustrante de lo que la sociedad cree, pues este tipo de pacientes se sienten incomprendidos tanto por médicos como por familiares y amigos ya que sienten que perciben el problema como un simple inconveniente.

Causas

Normalmente, las causas de la esterilidad secundaria suelen ser las mismas de la esterilidad primaria. Así pues, estas van a derivar de problemas femeninos, masculinos o de ambos.

La infertilidad y la esterilidad son problemas que desgraciadamente van incrementando con el tiempo y sobretodo este aumento significativo va a darse en los casos de esterilidad secundaria, donde el incremento tendrá su origen mayoritaro en causas femeninas. Así pues, a las causas frecuentes de esterilidad habrá que sumarles la edad materna, enfermedades de transmisión sexual y alteraciones de la salud tras un embarazo previo como diabetes, problemas con la tiroides e hiperprolactinemia, trastornos ovulatorios, endometriosis, cambios en los fluidos cervicales, fibromas uterinos...

En muchos casos, este tipo de esterilidad surge a raíz de cambios significativos en los hábitos de vida, como incremento de peso tras el parto, tabaquismo, estrés, ejercicio físico extremo...que son factores que pueden afectar a la calidad seminal o a la capacidad reproductiva de la mujer afectando negativamente a la fertilidad.

Cuándo actuar

Muchas parejas consideran que si han tenido un hijo o más sin ayuda ya no la van a necesitar, pero una de las principales causas de esterilidad secundaria es la edad de la mujer, y no son conscientes de que la reserva ovárica no es la misma a los 30 que a los 35, pues a partir de los 35 años la reserva y calidad ovárica comienza a disminuir acusadamente.

No obstante, como los tratamientos de reproducción van a ser igual de efectivos en los casos de esterilidad primaria como en los casos de esterilidad secundaria, los especialistas recomiendan que ante una infertilidad secundaria se actúe de la misma manera que en la primaria, y se solicite una primera visita a una clínica de reproducción tras haber transcurrido un año de intentos en caso de ser menor de 35 años y seis meses en caso de ser mayor de 35 o en caso de producirse dos abortos consecutivos.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Clara Miret Lucio
Clara Miret Lucio
Farmacéutica y embrióloga
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia (UV), con Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV. Experiencia como farmacéutica y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y, actualmente, en Equipo Juana Crespo (Valencia). Más sobre Clara Miret Lucio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.