La congelación de óvulos y embriones

El método que se emplea actualmente para la criopreservación de los óvulos y los embriones es la vitrificación. Se trata de un proceso de congelación ultrarrápida que ofrece unas elevadas tasas de supervivencia tras la descongelación porque impide, en gran medida, la formación de cristales intracelulares.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo se utiliza la congelación?

En los inicios de la crioconservación de gametos femeninos (óvulos) y embriones, el elevado tamaño de estas células causaba una importante pérdida de su calidad.

Sin embargo, el establecimiento de la técnica de vitrificación ha supuesto un gran avance para la reproducción asistida, pues mantiene las condiciones celulares de forma mucho más efectiva que los antiguos métodos de congelación.

Gracias a esto, la vitrificación es actualmente una práctica de rutina en los laboratorios de reproducción. Se suele utilizar en los siguientes casos:

A continuación explicamos la importancia de la vitrificación en cada uno de estos aspectos relacionados con la reproducción asistida.

Tratamientos de fecundación in vitro

Cuando se realiza un proceso de fecundación in vitro (FIV) la paciente recibe un tratamiento de estimulación ovárica para favorecer la maduración de un mayor número de óvulos en el mismo ciclo. Así, aumentamos la probabilidad de obtener embriones viables y con ello la tasa de embarazo evolutivo.

Sin embargo, todos los embriones obtenidos no son posteriormente transferidos al útero materno y por tanto surgen los llamados embriones sobrantes.

El mantenimiento de las cualidades embrionarias así como las elevadas tasas de supervivencia de la vitrificación han permitido el uso de estos embriones sobrantes en tratamientos posteriores. Así, con un mismo ciclo de FIV, es decir, con una solo estimulación, podemos intentar el embarazo en más de una ocasión a través de sucesivas transferencias uterinas.

Preservación de la fertilidad

Otro avance importante que ha supuesto la vitrificación es la posibilidad de preservar la fertilidad con garantías.

La situación actual de la mujer lleva a que muchas de ellas se planteen la maternidad a edades superiores a las que la biología femenina espera. Hoy en día, la edad materna avanzada es una de las principales causas de infertilidad. La vitrificación de óvulos permite a estas mujeres que deciden retrasar el momento de ser madres, mantener los óvulos en las condiciones biológicamente más favorables.

Así, cuando deseen ser madres, podrán realizar un proceso de FIV empleando los óvulos jóvenes que decidieron vitrificar en su momento de mayor fertilidad.

También, la preservación de la fertilidad ha sido clave en casos de enfermedades o tratamientos médicos que llevan a la menopausia precoz como por ejemplo la extirpación del ovario, la quimioterapia o la radioterapia.

En estos casos, las mujeres pueden someterse a una extracción de los óvulos antes del tratamiento y conservarlos vitrificados para su uso posterior, una vez superada la enfermedad o finalizado el tratamiento.

Donación de óvulos y embriones

Cuando una mujer presenta problemas de cantidad o calidad de los óvulos, la donación de óvulos es la alternativa reproductiva que puede permitirle lograr el embarazo.

En numerosas ocasiones el proceso de ovodonación se hace en fresco pero ello implica sincronizar los ciclos menstruales de la donante y la receptora y esto no siempre es posible. En estos casos, la vitrificación permite conservar los óvulos de la donante y emplearlos en el momento en que la paciente pueda iniciar el proceso de ovodonación.

Así, cuando el útero de la paciente esté preparado, los óvulos de la donante serán desvitrificados y fecundados. A continuación, se procederá a la transferencia de los embriones a la espera de que estos permitan el embarazo de la receptora.

Por otra parte, gracias a los buenos resultados de la vitrificación-desvitrificación, es más fácil realizar lo que se conoce como donación compartida. Se trata de emplear los óvulos de una donante para más de una paciente. Si se realizara en fresco habría que sincronizar los ciclos de tres o cuatro mujeres, lo cual puede resultar complicado.

Por último, como hemos indicado antes, la vitrificación de los embriones sobrantes permite no solo su uso posterior en ciclos propios, sino además, ofrece la posibilidad de donarlos a otras parejas. Surge así la donación o adopción de embriones.

El procedo de vitrificación

Para poder llevar a cabo la vitrificación, se deben seguir los siguientes pasos:

Vitrificación de óvulos

Vitrificación de embriones

  • Estimulación ovárica
  • Punción folicular
  • Fecundación de los óvulos ya sea por FIV convencional o por ICSI
  • Cultivo embrionario hasta día 3 o días 5-6
  • Congelación

Para la congelación propiamente dicha, los óvulos y embriones han de cambiar el agua que contienen en su interior por sustancias crioprotectoras. Para ello, se pasa los óvulos o embriones por concentraciones crecientes de estos crioprotectores durante unos tiempos estipulados que permiten el intercambio de líquidos de forma adecuada. Los crioprotectores son tóxicos por lo que es fundamental respetar estos tiempos.

Tras esto, se depositan los óvulos o embriones en el sistema de congelación e inmediatamente éste pasa a nitrógeno líquido a -196°C.

El método de vitrificación más empleado para vitrificar tanto óvulos como embriones es el cryotop, aunque existen otros sistemas más antiguos y cada vez menos empleados como por ejemplo el criotip.

El cryotop basa su efectividad en su reducido tamaño, lo cual reduce significativamente la cantidad de crioprotector necesario.

Para finalizar, los cryotops son almacenados en tanques de congelación hasta la desvitrificación. Este proceso es inverso a la vitrificación. Los embriones pasan de -196°C a una temperatura de 37°C de forma inmediata y a continuación por diferentes soluciones que permiten su recuperación.

Banco de óvulos

Un banco de óvulos es una unidad destinada a la criopreservación de los óvulos para su uso posterior en tratamientos de reproducción asistida. Hay clínicas de fertilidad que tiene su propio banco de óvulos, en el que cuentan con óvulos tanto de pacientes como de donantes.

Por otra parte, también hay bancos de óvulos externos que trabajan con varias clínicas de fertilidad. Estos bancos se centran especialmente en el almacenamiento y distribución de óvulos de donante.

La posibilidad de contar con la amplia base de datos de donantes de un banco de óvulos externo, permite a la clínica de reproducción poder ofrecer el tratamiento de ovodonación de forma inmediata sin tener que esperar a encontrar una donante compatible en su propio banco interno.

Es importante destacar que los bancos de óvulos mantienen las condiciones de anonimato y altruismo características de la donación de óvulos en España.

Preguntas de los usuarios

¿Cuál es el precio de la congelación de óvulos?

La vitrificación de los óvulos para preservar la fertilidad implica un proceso de estimulación ovárica y posterior punción folicular. El coste de todo este proceso es de entre 2000 y 3500€.

Debemos tener en cuenta que lo más probable es que el coste del proceso no incluya el precio de la medicación necesaria para la estimulación ovárica, que suele rondar los 1000-1200€.

¿Vale la pena congelar óvulos a los 40 años?

Lo ideal es congelar los óvulos a edades entre los 20 y los 30 años que es el momento de mayor reserva ovárica y cuando la calidad de los óvulos es óptima. A partir de los 35-38 años, la reserva ovárica disminuye de forma significativa. Además, la probabilidad de alteraciones cromosómicas en los óvulos es sustancialmente mayor a partir de los 38-40 años.

Por tanto, no es recomendable congelar los óvulos con más de 35 años, pues las probabilidad de éxito son bajas.

¿Es mejor vitrificar óvulos o embriones?

No hay una respuesta universal, pues dependerá de cada situación.

En principio, los óvulos son más sensibles que los embriones y por tanto, las tasas de supervivencia son ligeramente más bajas a las de la vitrificación de embriones.

No obstante, hay situaciones como por ejemplo las mujeres sin pareja estable, para las que quizá es más recomendable la vitrificación ovárica, que también tiene unas excelentes tasas de embarazo.

Por el contrario, si estás segura de querer tener hijos con tu pareja actual, la opción más viable sería la vitrificación de embriones. Has de tener en cuenta que en el caso de los embriones, se ha dado un paso más hacia el embarazo. En el caso de los óvulos, todavía falta realizar la fecundación y cultivo embrionario.

¿En la Seguridad Social se informa sobre la preservación de la fertilidad a los pacientes oncológicos?

La obligación del médico es informar de las opciones para preservar la fertilidad a todos los pacientes, especialmente los jóvenes, que puedan sufrir un descenso de su potencial reproductivo por cualquier técnica o tratamiento médico, incluidos los pacientes oncológicos.

4 comentarios

  1. usuario
    Int339

    ¿Cuánto tiempo pueden estar los óvulos congelados? ¿toda la vida o hay un momento en el que puede ser perjudicial? Aunque parezca absurdo, pienso en la comida que si te pasas de tiempo en el congelador se quema…

  2. usuario
    lucia

    ¿Alguien me recomienda un sitio para congelar óvulos en Barcelona?

    • usuario
      hola

      Yo querría saber si puedo congelar óvulos en Bogotá y en Argentina.

  3. usuario
    luisinamaria

    ¿Cuál es el precio de la congelación de óvulos en Colombia?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar