¿Qué es la congelación o vitrificación de óvulos y embriones?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 27/05/2020

En la actualidad, el método que se emplea para la criopreservación de los óvulos y los embriones es la vitrificación. Se trata de un proceso de congelación ultrarrápida que ofrece unas elevadas tasas de supervivencia tras la descongelación porque impide, en gran medida, la formación de cristales intracelulares.

Por tanto, congelación y vitrificación son dos técnicas diferentes que se llevan a cabo en los laboratorios de reproducción asistida y existen diferencias importantes entre ellas.

¿Cuál es la diferencia entre vitrificación y congelación?

La vitrificación y la congelación son técnicas que se llevan a cabo en el laboratorio de fecundación in vitro (FIV) para mantener los óvulos y los embriones durante un tiempo indefinido sin alterar sus propiedades. La principal diferencia entre estos términos radica en la velocidad con la que se realiza el proceso.

Hace unos años, la técnica más empleada era la congelación lenta de los gametos y los embriones, ya que se realizaba a 0.3°C/min. En el caso de la congelación de semen, era una buena opción y ofrecía resultados positivos en el mantenimiento de los espermatozoides. En cambio, cuando se congelaba óvulos y embriones, la estructura y la funcionalidad de los mismos se veía alterada. Además, la tasa de supervivencia a la descongelación disminuían considerablemente.

La congelación de gametos y embriones provoca la formación de cristales en el interior de las células, lo que causa las alteraciones y la reducción de la tasa de supervivencia.

Sin embargo, a día de hoy, la mayoría de los laboratorios de FIV utilizan la vitrificación, también llamada congelación ultrarrápida, ya que se lleva a cabo a una velocidad de 23.000°C/min. Gracias a esta técnica, la supervivencia celular es mayor, no se forman cristales pero el proceso es más complejo que en el caso de la congelación lenta.

El proceso de vitrificación

Para realizar la vitrificación de óvulos y embriones, es necesario cambiar el agua que contienen en el interior de ambos por sustancias crioprotectoras. Para ello, se pasa los óvulos y los embriones por concentraciones crecientes de estos crioprotectores durante unos tiempos estipulados que permiten el intercambio de líquidos de forma adecuada. Los crioprotectores son tóxicos, por lo que es fundamental respetar estos tiempos.

El método de vitrificación más empleado para congelar tanto óvulos como embriones es el cryotop, aunque existen otros sistemas más antiguos menos empleados como por ejemplo el criotip. El cryotop basa su efectividad en su reducido tamaño, lo cual reduce significativamente la cantidad de crioprotector necesario.

Una vez realizado todo esto, los cryotops son almacenados en tanques de congelación a -196°C hasta la desvitrificación, es decir, el proceso inverso a la vitrificación. Los embriones pasan de -196°C a una temperatura de 37°C de forma inmediata y a continuación por diferentes soluciones de concentraciones decrecientes de crioprotector que permiten su recuperación y rehidratación.

¿Cuándo se utiliza la vitrificación?

Como ya se ha comentado, el establecimiento de la técnica de vitrificación ha supuesto un gran avance para la reproducción asistida, pues mantiene las condiciones celulares de forma mucho más efectiva que los antiguos métodos de congelación. Por ello, en la actualidad, la vitrificación es una práctica de rutina en los laboratorios de reproducción. Esta técnica se suele utilizar en los siguientes casos:

  • Preservación de la fertilidad.
  • Tratamientos de fecundación in vitro.
  • La donación de óvulos y embriones.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

A continuación, explicamos la importancia de la vitrificación en cada uno de estos aspectos relacionados con la reproducción asistida.

Tratamientos de fecundación in vitro

Cuando se realiza un proceso de fecundación in vitro (FIV) la paciente recibe un tratamiento de estimulación ovárica para favorecer la maduración de un mayor número de óvulos en el mismo ciclo. Así, se aumenta la probabilidad de obtener embriones viables y con ello la tasa de embarazo evolutivo.

No obstante, todos los embriones obtenidos no son posteriormente transferidos al útero materno y, por tanto, surgen los llamados embriones sobrantes.

El mantenimiento de las cualidades embrionarias, así como las elevadas tasas de supervivencia de la vitrificación, han permitido el uso de estos embriones sobrantes en tratamientos posteriores. De esta forma, con un mismo ciclo de FIV, es decir, con una solo estimulación, se puede intentar el embarazo en más de una ocasión a través de sucesivas transferencias uterinas.

Preservación de la fertilidad

Otro avance importante que ha supuesto la vitrificación es la posibilidad de preservar la fertilidad con garantías.

La situación actual de la mujer lleva a que muchas de ellas se planteen la maternidad a edades superiores a las que la biología femenina espera. Hoy en día, la edad materna avanzada es una de las principales causas de infertilidad. La vitrificación de óvulos permite a estas mujeres que deciden retrasar el momento de ser madres, mantener los óvulos en las condiciones biológicamente más favorables.

Así, cuando deseen ser madres, podrán realizar un proceso de FIV empleando los óvulos jóvenes que decidieron vitrificar en su momento de mayor fertilidad.

También, la preservación de la fertilidad ha sido clave en casos de enfermedades o tratamientos médicos que llevan a la menopausia precoz como por ejemplo la extirpación del ovario, la quimioterapia o la radioterapia.

En estos casos, las mujeres pueden someterse a una extracción de los óvulos antes del tratamiento y conservarlos vitrificados para su uso posterior, una vez superada la enfermedad o finalizado el tratamiento.

Donación de óvulos y embriones

Cuando una mujer presenta problemas de cantidad o calidad de los óvulos, la donación de óvulos es la alternativa reproductiva que puede permitirle lograr el embarazo.

En numerosas ocasiones el proceso de ovodonación se hace en fresco, pero ello implica sincronizar los ciclos menstruales de la donante y la receptora y esto no siempre es posible. En estos casos, la vitrificación permite conservar los óvulos de la donante y emplearlos en el momento en que la paciente pueda iniciar el proceso de ovodonación.

Así, cuando el útero de la paciente esté preparado, los óvulos de la donante serán desvitrificados y fecundados en el laboratorio con el semen de la pareja masculina o de un donante. A continuación, se procederá a la transferencia de los embriones a la espera de que estos permitan el embarazo de la receptora.

Por otra parte, gracias a los buenos resultados de la vitrificación-desvitrificación, es más fácil realizar lo que se conoce como donación compartida. Se trata de emplear los óvulos de una donante para más de una paciente. Si la donación compartida se realizara en fresco, habría que sincronizar los ciclos de tres o cuatro mujeres, lo cual puede resultar complicado.

Por último, como hemos indicado antes, la vitrificación de los embriones sobrantes permite no solo su uso posterior en ciclos propios, sino además, ofrece la posibilidad de donarlos a otras parejas. Esta última opción es lo que recibe el nombre de donación o adopción de embriones.

Banco de óvulos

Un banco de óvulos es una unidad destinada a la criopreservación de los óvulos para su uso posterior en tratamientos de reproducción asistida. Hay clínicas de fertilidad que tiene su propio banco de óvulos, en el que cuentan con óvulos tanto de pacientes como de donantes.

Por otra parte, también hay bancos de óvulos externos que trabajan con varias clínicas de fertilidad. Estos bancos se centran especialmente en el almacenamiento y distribución de óvulos de donante.

La posibilidad de contar con la amplia base de datos de donantes de un banco de óvulos externo, permite a la clínica de reproducción poder ofrecer el tratamiento de ovodonación de forma inmediata sin tener que esperar a encontrar una donante compatible en su propio banco interno.

Es importante destacar que los bancos de óvulos mantienen las condiciones de anonimato y altruismo características de la donación de óvulos en España. Por tanto, la mujer receptora no conocerá datos identificativos de su ovodonante.

Preguntas de los usuarios

¿Cuál es el precio de la congelación de óvulos?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La vitrificación de los óvulos para preservar la fertilidad implica un proceso de estimulación ovárica y posterior punción folicular. El coste de todo este proceso es de entre 2000 y 3500?.

Debemos tener en cuenta que lo más probable es que el coste del proceso no incluya el precio de la medicación necesaria para la estimulación ovárica, que suele rondar los 1000-1200?.

¿Vale la pena congelar óvulos a los 40 años?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Lo ideal es congelar los óvulos a edades entre los 20 y los 30 años que es el momento de mayor reserva ovárica y cuando la calidad de los óvulos es óptima. A partir de los 35-38 años, la reserva ovárica disminuye de forma significativa. Además, la probabilidad de alteraciones cromosómicas en los óvulos es sustancialmente mayor a partir de los 38-40 años.

Por tanto, no es recomendable congelar los óvulos con más de 35 años, pues las probabilidad de éxito son bajas.

¿Es mejor vitrificar óvulos o embriones?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No hay una respuesta universal, pues dependerá de cada situación.

En principio, los óvulos son más sensibles que los embriones y por tanto, las tasas de supervivencia son ligeramente más bajas a las de la vitrificación de embriones.

No obstante, hay situaciones como por ejemplo las mujeres sin pareja estable, para las que quizá es más recomendable la vitrificación ovárica, que también tiene unas excelentes tasas de embarazo.

Por el contrario, si estás segura de querer tener hijos con tu pareja actual, la opción más viable sería la vitrificación de embriones. Has de tener en cuenta que en el caso de los embriones, se ha dado un paso más hacia el embarazo. En el caso de los óvulos, todavía falta realizar la fecundación y cultivo embrionario.

¿En la Seguridad Social se informa sobre la preservación de la fertilidad a los pacientes oncológicos?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La obligación del médico es informar de las opciones para preservar la fertilidad a todos los pacientes, especialmente los jóvenes, que puedan sufrir un descenso de su potencial reproductivo por cualquier técnica o tratamiento médico, incluidos los pacientes oncológicos.

Lecturas recomendadas

Si quieres obtener más información sobre la congelación de semen, puedes visitar el siguiente artículo: ¿En qué consiste la congelación de espermatozoides?

Por otro lado, hemos comentado que una opción para los embriones sobrantes es su vitrificación para futuras transferencias embrionaria. Sin embargo, no es el único destino de los embriones sobrantes. Si deseas obtener todos los detalles, no olvides leer este artículo: Destino de los embriones sobrantes de una fecundación 'in vitro'.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Cao YX, Xing Q, Li L, Cong L, Zhang ZG, Wei ZL, Zhou P. Comparison of survival and embryonic development in human oocytes cryopreserved by slow-freezing and vitrification. Fertility and Sterility 2009; 92 (4): 1306-1311.

ESHRE Task Force on Ethics and Law. Oocyte criopreservation for age related fertility loss. Human. Reprod. 2012. 27:1231-1237.

Glujovsky D, Riestra B, Sueldo C, Fiszbajn G, Repping S, Nodar F, Papier S, Ciapponi A. Vitrification versus slow freezing for women undergoing oocyte cryopreservation. Cochrane Database of Systematic Review 2014, Issue 9. Art. No.: CD010047.

Levi-Setti PE, Patrizio P, Scaravelli G. Evolution of human oocyte cryopreservation: slow freezing versus vitrification. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2016;23(6):445-450.

Rienzi L, Gracia C, Maggiulli R, LaBarbera AR, Kaser DJ, Ubaldi FM, Vanderpoel S, Racowsky C. Oocyte, embryo and blastocyst cryopreservation in ART: systematic review and meta-analysis comparing slow-freezing versus vitrification to produce evidence for the development of global guidance. Hum Reprod Update. 2017;23(2):139-155.

Preguntas de los usuarios: '¿Cuál es el precio de la congelación de óvulos?', '¿Vale la pena congelar óvulos a los 40 años?', '¿Es mejor vitrificar óvulos o embriones?' y '¿En la Seguridad Social se informa sobre la preservación de la fertilidad a los pacientes oncológicos?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Tiene un Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). También cuenta con un Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.