Endometriosis: qué es, síntomas y tratamiento

La endometriosis es una enfermedad que puede causar infertilidad en la mujer. Ocurre cuando el tejido que recubre el útero, el endometrio, crece fuera de la cavidad uterina. Las zonas más habituales son los ovarios y las trompas de Falopio, aunque también se ha observado desarrollo endometrial detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la cavidad pélvica y más rara vez en zonas como la vejiga, el recto o los intestinos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Dónde puede aparecer la endometriosis?

El crecimiento anormal de tejido endometrial puede ocurrir en diferentes zonas cercanas al útero. En función del lugar donde se implante dicho tejido, podemos distinguir distintos tipos de endometriosis:

  • Endometriosis peritoneal: afecta al peritoneo.
  • Endometriosis rectal: afecta al recto.
  • Endometriosis ovárica: afecta al ovario.
  • Endometriosis tubárica o de trompas: afecta a una o ambas trompas de Falopio.
  • Endometriosis abdominal: afecta a la cavidad adominal.
  • Endometriosis pélvica: afecta a la cavidad pélvica.

Causas

A pesar de que la endometriosis afecta a cerca del 15% de las mujeres en España, todavía hoy no se conoce la causa exacta por la que aparece.

Existen varias teorías para explicar este fenómeno:

  • Cambio de tejido o metaplasia: se sospecha que el endometrio tiene la capacidad de sustituir otros tejidos.
  • Menstruación retrógrada: algunos estudios indican que parte de la sangre menstrual fluye en sentido opuesto hasta llegar a las trampas e implantar sobre los órganos pélvicos.
  • Trasplante vascular: otra hipótesis es la posibilidad de que parte de los fragmentos de endometrio viajen por los vasos sanguíneos y linfáticos, pudiendo llegar a otras partes del organismo.
  • Defecto de inmunidad: alteraciones en el sistema inmunitario pueden impedir que las defensas reconozcan como extraño el tejido de endometrio (propio del interior del útero) y por tanto no encuentre impedimento para crecer en otra zona del organismo.
  • Componente genético: puesto que hay familias con varios casos de endometriosis, se sospecha que puede existir un factor hereditario para esta enfermedad.

Si quieres conocer más teorías sobre las causas de endometriosis, te recomiendo visitar este enlace: posibles causas de endometriosis.

Síntomas

De forma mensual, el tejido endometrial se descama debido a la ausencia de embarazo. Es lo que conocemos como menstruación.

A lo largo del ciclo ovárico, el endometrio crece en respuesta a la liberación de hormonas por parte del ovario. Así, se preparara para albergar al feto tras la implantación del embrión, es decir, para soportar el embarazo. En caso de que éste no se produzca, el endometrio se desprende por la vagina en lo que conocemos como menstruación.

Cuando el tejido endometrial crece fuera de la cavidad uterina, crece al igual que el endometrio normal, debido a las hormonas. Sin embargo, en el caso de los focos endometriósicos, la sangre no puede salir del organismo y por tanto se acumula en la superficie de los órganos y la cavidad abdominal, causando síntomas como los siguientes:

  • Dolor abdominal, especialmente los días previos y durante la menstruación
  • Dispareunia o dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor al defecar y/o al orinar
  • Dolor pélvico o en la parte baja de la espalda (lumbago)
  • Dismenorrea o dolor durante la menstruación
  • Manchado o pequeños sangrados entre reglas
  • Alteraciones en el sangrado menstrual
  • Diarrea, estreñimiento o náuseas
  • Calambres durante la menstruación

Hay que tener en cuenta que los síntomas pueden variar mucho entre unas y otras mujeres, pero en general, se sienten de forma más intensa durante la menstruación.

Grados de endometriosis

La endometriosis es clasificada generalmente en función de su gravedad. Aunque hay varias clasificaciones, generalmente se emplea la acuñada por la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), que distingue varios grados de la enfermedad:

  • Grado I (mínima): Se presentan implantes o quistes de endometrio de forma aislada y sin adherencias.
  • Grado II (leve): el tejido es superficial y menor de 5cm. Pueden aparecer varios nódulos adheri­dos o esparcidos sobre la superficie del peritoneo y ovarios. No afecta a otros órganos.
  • Grado III (moderada): se observan numerosos implantes superficiales y también invasivos alrededor de las trompas y del ovario.
  • Grados IV (severa): aparecen múltiples quistes de endometrio superficiales y profundos conocidos como endometrioma.

Para definir la gravedad de la endometriosis, se analizan factores como el diámetro, forma, número y profundidad de las adherencias así como la localización del tejido endometrial.

Tratamiento

No existe cura definitiva para la endometriosis y por tanto, el tratamiento está enfocado a frenar el avance de la enfermedad y aliviar los síntomas así como también a preservar o restablecer la fertilidad.

Son tres las principales vías de tratamiento:

  • Tratamiento médico: basado en la administración de analgésicos que ayuden a reducir el dolor. Se utiliza en los casos leves. Se acompaña muchas veces con remedios caseros como técnicas de relajación, baños tibios, calentamiento de la zona abdominal…
  • Tratamiento hormonal: se basan en la administración de hormonas como análogos de la GnRH o progestágenos cuya acción frena la actividad ovárica y por tanto lleva a la disminución o bloqueo de la liberación de estrógenos. La ausencia de estrógenos evita el desarrollo de los nódulos o quistes de endometrio. Los anticonceptivos combinados orales, también son de ayuda en el tratamiento de la endometriosis, pues reducen la actividad del ovario y por consiguiente la progresión de la endometriosis.

    Aunque estas opciones son igualmente efectivas, el tratamiento hormonal más común es el danazol o danocrina. Se trata de andrógenos que inhiben la secreción endógena de GnRh y gonadotrofinas por lo que hacen disminuir a su vez las hormonas ováricas. Lo malo de esta opción son los posibles efectos secundarios masculinizantes, pero pueden ser controlados ajustando la dosis.

    En general, el tratamiento hormonal frena la actividad del ovario, es decir, llevan a una situación de menopausia inducida. Esto puede causar síntomas incómodos como sequedad vaginal, sofocos, retención de líquidos, aumento de peso, etc.

  • Tratamiento quirúrgico: en los casos más graves, se recurre a la cirugía por laparoscopia o laparotomía. Estas intervenciones ayudan a eliminar la endometriosis sin afectar a la capacidad reproductiva de la mujer.

    Otra opción es la histerectomía o extirpación del útero, ovario y trompas. Es efectiva pero lleva al fin de la vida reproductiva de la mujer, arrebatándole la posibilidad de quedar embarazada.

Endometriosis y embarazo

La endometriosis puede causar daño en los órganos del sistema reproductor femenino y por tanto dificultar la concepción. Cerca del 40% de las mujeres que padece endometriosis presenta problemas de fertilidad. En ese caso, los tratamientos anteriormente mencionados, especialmente la cirugía, pueden ser de gran ayuda en la búsqueda del embarazo.

No obstante, hay situaciones en las que los tratamientos no consiguen que la mujer pueda quedarse embarazada de forma natural y por ello, es necesario recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

La FIV (fecundación in vitro) es la opción que ofrece mejores tasas de éxito, aunque en casos de endometriosis tipo I y II, la inseminación artificial también puede ayudar a lograr la gestación.

Debemos tener claro que la endometriosis puede afectar negativamente al resultado de FIV. Aunque el tratamiento hormonal puede ser de ayuda, el quirúrgico puede afectar a la calidad ovocitaria. En ese caso, la opción más adecuada será recurrir a la ovodonación.

Por último, es importante destacar que el embarazo puede ejercer un efecto protector sobre la enfermedad ya que en este estado el ovario se mantiene inactivo y por tanto, se frena el desarrollo de la endometriosis. En cualquier caso, el embarazo no debe considerarse una opción de tratamiento.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

El diagnóstico de la endometriosis no es fácil. Cuando una mujer siente uno o varios de los síntomas que hemos mencionado, debe acudir a la consulta del ginecólogo para que éste realice las pruebas apropiadas. Algunas de ellas son: palpación,ecografía vaginal, resonancia magnética, cistoscopia, laparoscopia…

¿Por qué produce infertilidad la endometriosis?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que no siempre la endometriosis causa infertilidad. Sin embargo, hay situaciones en las que surgen problemas para lograr el embarazo debido a factores como por ejemplo:

  • Inflamación del abdomen
  • Adherencias en la zona pélvica que pueden obstruir las trompas
  • Impedimento de la ovulación normal
  • Secreción de sustancia que afecten al proceso normal de fertilidad
  • Mayor riesgo de aborto

¿La endometriosis es cáncer?

No, la endometriosis es una enfermedad benigna y no es motivo de cáncer. No obstante, aunque la mayoría de mujeres con endometriosis no desarrolla cáncer, algunos estudios afirman que hay mayor probabilidad de padecer cáncer de ovario si la mujer tiene endometriosis.

¿La homeopatia ayuda en la cura de la endometriosis?

Como hemos comentado, la endometriosis a día de hoy no tiene cura definitiva. Sin embargo, algunas mujeres que padecen esta patología han encontrado en la medicina tradicional y la homeopatía una forma adecuada de reducir el dolor y calmar los síntomas asociada a la endometriosis.

¿Qué es un endometrioma?

Un endometrioma es un quiste ovárico de tejido endometrial. En su interior encontramos líquido denso de color amarronado, razón por la cual suelen llamarse quistes de chocolate.

Un comentario

  1. usuario
    Gin2

    Buenas, quería saber si con endometriosis en los ovarios me pueden sacar los óvulos para hacer una in vitro. No quiero usar óvulos de donante pero no se si podrán entrar para cogerlos. Me podrían resolver la duda? Gracias

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies