Precio FIV con donación de semen en República Checa

Por (embrióloga).
Actualizado el 27/04/2016

La fecundación in vitro (FIV) es el tratamiento de reproducción asistida por el cual se obtienen embriones en el laboratorio para poder transferirlos al útero de la mujer e intentar así facilitar la obtención de un embarazo.

En los casos en los que no es posible utilizar el semen de la pareja para un tratamiento de fecundación in vitro es posible tener descendencia gracias a la donación de semen. La ley checa de reproducción asistida se permite la donación de semen siempre y cuando se haga de forma anónima y altruista.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Quién necesita la donación de semen?

En la República Checa solamente las parejas heterosexuales tienen acceso la reproducción asistida. Aquellas parejas que presentan problemas de infertilidad pueden requerir la donación de semen para ser padres en los siguientes casos:

  • Factor masculino severo
  • Azoospermia
  • Alteraciones genéticas o cromosómicas en el varón
  • Fracaso repetido de FIV con el semen del marido por factor masculino

En primer lugar se intentaría una inseminación artificial con semen de donante (IAD) si la mujer no presenta problemas de fertilidad ni ninguna anomalía en su aparto reproductor que impida la unión natural entre óvulo y espermatozoide.

En caso de que esto no sea posible o no se consiga un embarazo por IAD o por FIV con semen de la pareja, se pasaría a la fecundación in vitro con semen de donante.

En la FIV se utilizarían en principio los óvulos de la paciente, pero en caso de que esto no sea posible la ley checa permite la utilización de óvulos de donante junto con la donación de semen, a lo cual se denomina doble donación de gametos.

Coste de la donación de semen

La ley checa 227/2006 que regula las técnicas de reproducción asistida en este país establece que la donación de semen debe ser de carácter altruista, por lo que no está permitida la venta de semen.

Hay que tener en cuenta que el donante se ha tenido que hacer una serie de pruebas médicas para poder donar, ha tenido que ir cada cierto tiempo a la clínica para recoger la muestra de semen y esta ha sido criopreservada y almacenada.

Todo esto supone un coste para la clínica y para el donante. Al donante se le da una pequeña compensación económica y el resto del gasto lo asume la clínica, por lo que al precio de la fecundación in vitro hay que añadirle un extra por el uso de semen de donante.

En la República Checa un ciclo de fecundación in vitro puede costar unos 2000-2200?, a los que hay que sumar entre 130 y 200? adicionales por la muestra de semen de donante.

La medicación para la estimulación ovárica, las pruebas previas al tratamiento de FIV o la criopreservación de embriones pueden ser aspectos no contemplados en el precio final del tratamiento, por lo que habría que añadir el coste al tratamiento de FIV. Por esto es importante informarse bien de qué incluye cada tratamiento.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.