La punción folicular para obtener los óvulos

La punción ovárica o folicular es una intervención quirúrgica sencilla y de corta duración, realizada bajo anestesia suave o sedación. No duele ni presenta efectos secundarios o riesgos graves. Tampoco necesita reposo, pues la recuperación es fácil e inmediata.

Consiste en pinchar los folículos ováricos y aspirar el líquido del interior, donde se encuentran los óvulos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Controlar el ciclo ovárico

Los óvulos en el ovario crecen en unas estructuras llamadas folículos. A medida que el folículo aumenta de tamaño y se llena de líquido, el óvulo de su interior va madurando.

Cada mes, un conjunto de folículos crece y se desarrolla para permitir la maduración de los óvulos que contienen en su interior. Sin embargo, solo uno de ellos llegará al estadio final de desarrollo.

Aproximadamente a mitad de ciclo, el folículo más desarrollado se rompe y se expulsa con ello el óvulo maduro. Es lo que se conoce como ovulación.

Cuando una mujer decide ser donante de óvulos, se le da medicación hormonal para alterar ligeramente su ciclo menstrual y estimular la maduración ovárica. Así, permitimos que todos (o casi todos) los folículos que inician el crecimiento lleguen al estadio final de maduración y podamos obtener un mayor número de óvulos maduros.

Puedes obtener más información sobre la estimulación del ciclo ovárico en este artículo: Estimulación ovárica controlada.

Antes de que se produzca la ovulación espontánea, la donante se somete a la punción folicular para la captación de los óvulos.

Si te estás planteando donar óvulos, te recomendamos que visites el siguiente enlace: Información para ser donante de óvulos. Te ayudaremos de manera personalizada a encontrar la clínica que mejores condiciones puede ofrecerte.

Se sabe que la ovulación está cerca de producirse cuando el folículo tiene entre 16 y 18 mm de diámetro aproximadamente. Por esta razón, la ovodonante se somete a continuos controles ecográficos en los que se toma medidas de los folículos.

Cuando se aprecia este tamaño folicular, se programa la punción. La donante deberá administrarse la medicación de hCG aproximadamente 24-36 horas antes de la punción. De esta forma, evitamos que se produzca la ovulación natural antes de la extracción quirúrgica.

Extraer los óvulos del ovario

La donante deberá acudir a la punción en ayunas. Es importante que la donante no haya comido ni bebido nada en las 6 horas previas a la intervención. Entrará en quirófano por su propio pie y se le administrará la anestesia que la dejará dormida durante la operación.

Esto permitirá que no sienta ningún dolor ni molestia así como un mejor y más fácil manejo por parte del ginecólogo.

La punción folicular es una intervención transvaginal ecoguiada. El ginecólogo introducirá el ecógrafo junto con la aguja de aspiración por la vagina y accederá al ovario.

Irá pinchando los folículos uno a uno y aspirando el líquido interior, el cual quedará recogido en tubos de ensayo.

Es importante que los tubos mantengan la temperatura de 37 °C para no alterar las propiedades de los óvulos contenidos en el líquido folicular.

Los tubos pasarán al laboratorio, donde los embriólogos analizarán el líquido folicular en busca de los óvulos maduros. Estos se utilizarán posteriormente para el tratamiento de FIV de la receptora.

Cuando ya se hayan pinchado los folículos de ambos ovarios, la donante despertará de la anestesia. Permanecerá durante unas horas en el centro hasta que se recupere totalmente del efecto de la misma. Pasado este periodo, podrá volver a casa. No es necesario el ingreso.

Ese mismo día deberá estar relajada y no realizar esfuerzos. Al día siguiente podrá seguir con su vida normal. Pasados aproximadamente 12-14 días desde la punción, la donante tendrá la regla, dando comienzo a un nuevo ciclo menstrual.

La punción folicular tiene una duración aproximada de entre 20 y 30 minutos y generalmente no tiene efectos secundarios más allá de pequeñas molestias o sangrado vaginal leve.

Preguntas de los usuarios

¿Se puede hacer la punción sin anestesia?

Aunque se trata de una intervención sencilla y corta, generalmente se realiza bajo anestesia para evitar el dolor en la donante. En el caso de algunas pacientes de FIV con problemas determinados, es posible hacer la punción sin anestesia, aunque no es lo recomendable.

¿Se necesita reposo después de la punción folicular?

La anestesia que se da es suave por lo que la recuperación es sencilla. Normalmente, tras la punción, la donante está de dos a cuatro horas de reposo. Tras este tiempo, podrá volver a su casa y seguir con sus rutinas.

¿Es normal tener dolor abdominal después de la punción?

Debido a la estimulación ovárica y a la propia intervención, es posible que la donante sienta dolores suaves o pequeñas molestias en la zona abdominal. Pasados unos días desde la punción, el dolor desaparecerá.

¿Se requieren cuidados especiales el día de la punción?

No, simplemente se deben seguir las indicaciones del médico en relación a la medicación de estimulación y al tiempo de ayuno previo a la punción ovárica. Si algún caso puntual requiere preparación específica, el doctor lo indicará con detalle.

Un comentario

  1. usuario
    Carmela

    ¿Y si eres alérgica a un tipo común de sedante? ¿Se puede emplear otro o te descartan para donar? ¿Se podría hacer sin anestesia?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar