Para que la transferencia llegue a resultar exitosa y los embriones consigan implantar, es necesario que el endometrio tenga un aspecto trilaminar y un grosor adecuado.

Para ello, la paciente recibirá un tratamiento hormonal por vía vaginal, oral o en parches.

Puedes leer el artículo completo en :    55
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies