Para favorecer la implantación del embrión y con ello el desarrollo del embarazo, la paciente debe administrar medicación hormonal que permite al endometrio alcanzar el estado adecuado, esto es, un aspecto trilaminar y un grosor de entre 7 y 10 mm.

Puedes leer el artículo completo en :    43
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies