El crecimiento del endometrio se puede dividir en dos fases, en función de la hormona que tiene mayor influencia. La primera fase es la proliferativa, en la cual el endometrio crece de tamaño gracias a los estrógenos que se producen en el ovario. La segunda fase es la secretora, en la cual, gracias a la progesterona secretada por el ovario, la capa endometrial termina de formar las estructuras necesarias para que pueda producirse la implantación.

Este crecimiento endometrial que se produce gracias a las hormonas naturales de la mujer puede simularse mediante medicación para la transferencia de embriones de los ciclos de fecundación in vitro, ovodonación y adopción de embriones.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies