Oligospermia: clasificación, causas y síntomas principales

La oligospermia, también conocida como oligozoospermia, es una alteración de la calidad del esperma caracterizada por la presencia de pocos espermatozoides en el semen eyaculado. La oligospermia puede ser más o menos grave, pero, en cualquier caso, va a dificultar el embarazo natural.

Según lo establecido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), se considera que un varón padece oligospermia cuando la concentración espermática de su muestra seminal es baja, menor a los 15 millones de espermatozoides/ml de esperma.

Clasificación

En función de si el recuento de espermatozoides es más o menos bajo, clasificamos la oligospermia en diferentes grados o tipos:

  • Oligospermia leve o discreta: la concentración se sitúa entre los 14 y los 5 millones de espermatozoides/ml de semen.
  • Oligospermia moderada o media: el recuento es de entre 5 y 1 millón de espermatozoides/ml de eyaculado.
  • Oligospermia severa o grave: el número de espermatozoides en el eyaculado es menor a 1 millón.

Cuando la concentración de espermatozoides es especialmente baja, es decir, cuando estamos ante un caso de oligozoospermia verdaderamente grave, hablamos de criptozoospermia, definida cuando hay menos de 100.000 espermatozoides/ml de eyaculado.

Diagnóstico

La oligospermia no da lugar a ningún síntomas específico y por ello únicamente puede ser diagnosticada mediante un análisis del semen o seminograma. Éste, también conocido como espermiograma, es un estudio del eyaculado en el que se analizan determinados parámetros que afectan a la calidad del semen como la concentración de espermatozoides, su movilidad o su morfología, entre otros.

Para poder llevar a cabo el seminograma y obtener un resultado fiable, una muestra completa de semen debe recogerse por masturbación tras un periodo de abstinencia sexual de entre 3 y 7 días aproximadamente.

Tras obtener el esperma, el profesional analizará tanto aspectos macroscópicos como microscópicos y determinará si existe una o más alteraciones en la calidad, entre ellas, la oligospermia.

Para detectar la oligospermia, se coloca una gota de muestra seminal sobre una cámara de contaje (mackler o neubauer) y se cuentan los espermatozoides bajo el microscopio.

Si quieres más información sobre el análisis seminal puedes consultar este artículo: Seminograma.

Causas

Un varón puede tener pocos espermatozoides en el esperma debido a varias razones. Las causas más comunes de la oligospermia son:

  • Alteración de los niveles hormonales como consecuencia del estrés, medicación especial, enfermedad, etc.
  • Hábitos de vida no saludables como mala alimentación, consumo de alcohol o drogas de forma regular…
  • Patologías del testículo que puedan afectar a la producción de espermatozoides como por ejemplo criptorquidia, varicocele, hidrocele, traumatismo en los genitales, inflamación o infección en el testículo, etc.
  • Obstrucción de los conductos seminales que impiden la adecuada eyaculación.
  • Exposición frecuente a tóxicos, sustancias químicas específicas, radiaciones o elevadas temperaturas que puedan influir en la espermatogénesis.
  • alteración genética.

Dependiendo de la causa que haya producido la baja concentración de espermatozoides, la oligospermia podrá ser reversible o permanente. Por ejemplo, si la razón es al alteración de los niveles hormonal, puede que un tratamiento de reemplazo hormonal ayuda a aumentar la concentración y por tanto a poner solución a la oligospermia.

Oligospermia y embarazo

Conseguir el embarazo natural con oligospermia es complicado. En su camino por el tracto reproductor femenino, los espermatozoides liberados en la eyaculación vaginal han de superar una serie de barreras en su camino hasta el óvulo.

Muchos espermatozoides no serán capaces de vencer estos obstáculos y quedarán en el camino. Si la concentración de espermatozoides es baja, la probabilidad de que al menos uno de ellos llegue hasta el óvulo y lo fecunde es baja, por tanto, será difícil lograr el embarazo.

Los avances en reproducción asistida han permitido que muchas mujeres cuyas parejas padecen oligospermia se queden embarazadas gracias a un tratamiento de fecundación in vitro convencional o de ICSI (inyección citoplasmática de espermatozoides).

En caso de no poder lograr la gestación a través de estos procesos, existe la posibilidad de recurrir a la donación de esperma. Si quieres más información al respecto, puedes pinchar en este enlace: donación de semen.

Cómo tratar la oligozoospermia

Asignar un tratamiento para la oligospermia no es fácil, pues en numerosas ocasiones no se conoce la etiología de la alteración. Generalmente no existe un tratamiento concreto que aumente la producción de espermatozoides de forma rápida y 100% efectiva, pero sí hay distintas acciones que pueden ser de gran ayuda en la mejora general de la fertilidad del hombre:

  • Remedios caseros o naturales: existen algunas hierbas que, aunque no tienen demostración científica, se suelen recomendar para mejorar la fertilidad masculina. Un ejemplo de ello lo encontramos en la maca peruana. Ésta disminuye el estrés oxidativo y combate el envejecimiento celular de los espermatozoides.
  • Vitaminas: existen complejos farmacológicos de vitamina E, vitamina C y/o vitamina B6 que aportan una gran cantidad de antioxidantes, lo cual ayuda a la producción espermáticas y la calidad general de los espermatozoides.
  • Hormonas: se recomiendan los tratamientos hormonales en pacientes con oligospermia de causa hormonal, es decir, cuando la mala concentración se debe a problemas de testosterona u otras hormonas masculinas.
  • Medicamentos: son varios los fármacos que existen actualmente indicados para mejorar la calidad seminal.

Si quieres más información sobre esta alteración, te recomiendo consultar este enlace: oligospermia.

Preguntas de los usuarios

¿Es más grave la oligospermia o la azoospermia?

La azoospermia es la ausencia total de espermatozoides en el eyaculado por lo que lograr el embarazo en este caso no es posible. Por el contrario, la oligozoospermia hace referencia a la baja concentración, por lo que, aunque el embarazo natural es complicado, es posible.

Teniendo esto en cuenta, podríamos decir que es más grave la azoospermia.

¿La acupuntura es buena para la oligospermia?

Existen algunos estudios que indican que la acupuntura puede ser un buen método para mejorar la calidad seminal ya que no es invasivo. Aunque no se conocen con exactitud sus efectos beneficiosos, no parece dar lugar a efectos adversos por lo que generalmente no está contraindicado realizar someterse a un tratamiento de acupuntura.

¿Cómo debe ser la dieta de un hombre con oligospermia?

Para mejorar la calidad general del esperma se recomienda seguir una dieta rica en antioxidantes y vitaminas así como evitar las grasas saturadas y los tóxicos como el alcohol o las drogas.

Los frutos secos, los espárragos, las naranjas, las espinacas hervidas, los pimientos, el aceite de oliva, el ajo, la leche, la zanahoria, el melón, el apio, las berenjenas o el chocolate son algunos de los alimentos que no deben faltar en la dieta de un hombre.

¿La oligospermia por infección puede ser curada?

Lo común es que, tras superar la infección, la producción espermática vuelva a la normalidad y por tanto la oligospermia se solucione. No obstante, dependerá del daño que haya causado la infección en el aparato reproductor masculino.

2 comentarios

  1. usuario
    Abel

    Hola tengo una pregunta, ¿si tengo oligozoospermia, puede que acabe teniendo azoospermia y que me desaparezcan todos los espermatozoides?

    • avatar
      Andrea RodrigoEspecialista en reproducción asistida

      Existe esa posibilidad, pero ello dependerá de la causa de la oligospermia. Por ello, es fundamental conocer la razón por la que hay pocos espermatozoides en el eyaculado y dar el tratamiento adecuado para evitar que ello derive en azoospermia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies