La menopausia precoz: causas, síntomas y tratamiento

La menopausia precoz, también conocida como fallo ovárico prematuro (FOP), es la pérdida de función del ovario en una edad anterior a la biológicamente esperada, que suele ser alrededor de los 45-50 años. Supone el cese de los ciclos menstruales y el agotamiento de la reserva ovárica, con la consecuencia de no poder lograr el embarazo natural.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es lo que ocurre?

En mujeres con función ovárica normal, la cantidad de óvulos disponibles en el ovario (reserva ovárica) va disminuyendo lentamente, hasta que a los 35-37 años ésta sufre una disminución drástica. El cese de la actividad del ovario (menopausia) no suele llegar hasta los 45-55 años.

Sin embargo, en mujeres con menopausia precoz, el ovario deja de responder a las hormonas que activan su funcionamiento cuando la mujer aún debería ser fértil y, por ello, tampoco liberan las hormonas que permiten la ovulación y menstruación. Por tanto, estas mujeres ni ovulan ni tiene la regla.

Causas que llevan al fallo ovárico

La menopausia precoz puede producirse por diversos motivos. Los más comunes son:

  • Alteraciones genéticas: mujeres con alteraciones en sus cromosomas pueden sufrir un cese de su actividad ovárica de forma prematura. Un ejemplo de ello lo vemos en el Síndrome de Turner o el Síndrome de X frágil.
  • Infecciones de la zona genital
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica: se trata de procesos inflamatorios localizados en la parte alta del aparato genital femenino que pueden afectar a la funcionalidad del ovario.
  • Enfermedades autoinmunes: hay algunas patologías autoinmunes que pueden hacer que el organismo libera anticuerpos contra el ovario, dañándolo y destruyendo los óvulos. Algunas enfermedades que pueden causar fallo ovárico autoinmune son el lupus, la miastenia gravis o la artritis reumatoide.
  • Tratamientos contra el cáncer: las altas dosis de radioterapia y/o quimioterapia pueden dañar al ovario. Dependiendo de la intensidad del tratamiento, el fallo ovárico puede ser reversible, es decir, se podrá recuperar la función del ovario tras el cese del tratamiento.
  • Cirugía: la extirpación del ovario, así como en algunos casos la histerectomía, causan el fin de los ciclos menstruales.
  • Tóxicos: la exposición continuada a tóxicos como sustancias químicas, pesticidas, disolventes o radiaciones puede causar daño en el ovario.

También existen casos de fallo ovárico precoz en los que no se puede determinar la causa exacta. Son los llamados casos de menopausia precoz idiopática. En este sentido, los antecedentes familiares juegan un papel importante, pues pueden aumentar la probabilidad de sufrir esta patología.

Síntomas principales

Los síntomas que siente una mujer con FOP son los propios de la menopausia. Surgen como consecuencia de la falta de hormonas, en concreto por la ausencia de estrógenos.

Los más comunes son:

  • Amenorrea o cese del sangrado menstrual
  • Sofocos y sudores
  • Cambios de humor e irritabilidad
  • Sequedad vaginal
  • Pérdida de líbido
  • Dolor de huesos y articulaciones

A largo plaza, es posible que la ausencia estrogénica pueda llegar a causar alteraciones cardíacas y osteoporosis.

Tratamiento hormonal y embarazo

La menopausia precoz no tiene tratamiento curativo, es decir, una vez perdida la función ovárica, no podemos recuperarla. No obstante, existen formas de tratamiento para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las pacientes con FOP.

Lo más habitual es la terapia hormonal sustitutiva (THS) o terapia de reemplazo hormonal. Se trata de dar a la paciente estrógenos o pastillas anticonceptivas combinadas (estrógenos y progesterona). De esta manera, aunque no podemos recuperar la fertilidad, conseguimos evitar las consecuencias de la falta de estrógenos naturales.

Es posible que, debido a la administración de este tratamiento hormonal, la mujer que sufre FOP llega a tener la menstruación. Sin embargo, en ningún caso se producirá la ovulación, ya que su reserva ovárica está agotada.

Esto lleva a que muchas mujeres necesiten terapia psicológica para asumir la enfermedad y afrontarla sin que afecte a su salud emocional. Esto es algo común en mujeres jóvenes que ven truncada la posibilidad de lograr el embarazo natural.

La reproducción asistida y en concreto, la técnica de fecundación in vitro con donación de óvulos, permite a estas mujeres poder tener hijos. Gracias a los óvulos donados por una chica joven y sana, es posible quedarse embarazada con la menopausia precoz.

Para poder llevar a cabo el proceso de FIV con óvulos de donante es necesario que la paciente no tenga problemas uterinos y responda adecuadamente al tratamiento de preparación endometrial.

Puedes leer más sobre este proceso aquí: la ovodonación.

Preguntas de los usuarios

¿Se considera que es menopausia precoz a los 46 años?

No, la menopausia suele ocurrir entre los 45 y los 50 o 55 años. Por tanto, si la menopausia llega a los 46 años, no hablaríamos de menopausia precoz.

¿Cómo se detecta la menopausia precoz?

para diagnosticar el FOP, el médico debe analizar los síntomas físicos en la mujer, realizar un examen ginecológico completo y un análisis de sangre en el que se valoren las hormonas sexuales femeninas tales como la FSH (hormona foliculoestimulante) y los estrógenos.

Al igual que en la menopausia, en casos de FOP, la FSH está más elevada de lo habitual y los estrógenos de encuentran en niveles bajos. Será necesario además, confirmar que estos desórdenes hormonales no se deben a otros factores o alteraciones sino efectivamente a la menopausia precoz.

¿Puede una mujer con menopausia precoz quedar embarazada?

El embarazo espontáneo en mujeres con menopausia precoz no es posible. Sin embargo, estas mujeres pueden quedar embarazadas a través de un proceso de FIV con ovodonación.

¿El fallo ovárico es hereditario?

Algunos casos de menopausia precoz son causados debido a alteraciones genéticas por lo que en estas situaciones, la alteración podrá transmitirse a la descendencia. Además, en los casos idiopáticos, es decir, sin causa aparente, se ha visto un aumento de la probabilidad de padecer FOP si hay antecedentes familiares.

3 comentarios

  1. usuario
    Cantena

    A mi me vino la menopausia con 31 años y la verdad es que fue un chasco. Me explicaron que era menopausia precoz y que no encontraban la causa por la que me habia pasado. Al final, con ayuda psicológica conseguí superar el bajón de la noticia y ahora estoy de 4 meses gracias a un programa de ovodonación. Estoy muy ilusionada y solo espero que salga todo bien.

  2. usuario
    Vero

    ¿No se puede dar las mismas hormonas que hacen que el ovario funcione para que siga produciendo óvulos, ya que son esas hormonas las que se agotan?

  3. usuario
    laura

    respuesta para Vero .
    No Vero no se puede , nosotras nacemos con un número de óvulos al nacer , cuando se acaban los óvulos se acaba la fertilidad , incluso cuando no se acaban los óvulos pueden ser defiecientes, por ejemplo yo vengo de una familia que tuvo hijos hasta muy tarde mi abuela fue madre con 50 años y concebí a mi hijo con 43 de forma absolutamente natural , ahora tengo 47 y veo que las cosas ya no son iguales, el proceso lógico es hacer un estudio de fertilidad y barajar cualquier opción que me den ,si la respuesta de un médico de confianza es que ha finalizado mi reserva ovárica , tendría que tomar una decisión .

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies