Síndrome de Klinefelter (47, XXY): causas, características y síntomas

El síndrome de Klinefelter (47, XXY) ocurre cuando los hombres tienen algún cromosoma X de más y es la causa cromosómica más común de azoospermia secretora. El diagnóstico suele realizarse en la adolescencia o más adelante, porque los niños presentan muy pocos signos. Habitualmente, se confirma mediante el análisis del cariotipo, ya que estos pacientes tienen características físicas similares a las de otros síndromes.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Causas

El síndrome de Klinefelter se da cuando un hombre tiene más de un cromosoma X y es la cromosomopatía más frecuente: su incidencia es de uno de cada 1000 varones nacidos vivos. A pesar de ser tan común, aproximadamente la mitad de los embarazos con fetos 47, XXY acaba en aborto espontáneo.

La forma más frecuente es la trisomía 47, XXY. Sin embargo, aproximadamente el 20% de los casos presentan variantes como 48, XXXY y 49, XXXXY.

La causa de este síndrome es un error en la disyunción de los cromosomas sexuales durante la gametogénesis, en la meiosis. Esto significa que los cromosomas homólogos sexuales de la célula madre no se separan correctamente al repartirse entre las dos células hijas. Esto provoca que haya un desequilibrio en los cromosomas sexuales: hay gametos que tienen dos cromosomas sexuales y otros, ninguno. Es decir, el resultado son gametos con 24 y 22 cromosomas, respectivamente.

Por tanto, la consecuencia de este fallo en la separación de los cromosomas es tener óvulos XX (cuando lo normal sería tener únicamente un cromosoma X) o espermatozoides XY (cuando deberían tener solamente un cromosoma X o uno Y).

Al producirse la fecundación de estos gametos con otros cromosómicamente sanos, el resultado es un embrión triploide (47, XXY).

Es más frecuente que esta alteración sea por causa materna, es decir, por óvulos XX. Además, las probabilidades de que ocurran aumentan con la edad de la madre.

Si quieres más información sobre la meiosis, puedes visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la meiosis?

Otra causa de esta trisomía pueden ser los errores en la disyunción de los cromosomas sexuales en las mitosis del desarrollo embrionario. Sin embargo, en estos casos, la trisomía se dará en mosaico. Es decir, el individuo tendrá algunas células con 47 cromosomas y otras, con 46. La proporción de cada tipo variará en función del momento del desarrollo en que se produzca el fallo.

Características físicas y síntomas

Las características que presentan los pacientes con este síndrome pueden variar de uno a otro. Como ya hemos comentado, suelen aparecer durante la adolescencia. Algunos de los síntomas y signos que pueden tener son:

  • Proporciones corporales anormales: piernas largas, tronco corto, hombros igual de anchos que las caderas.
  • Ginecomastia: desarrollo anormal de las mamas.
  • Infertilidad y problemas sexuales, como disminución de la libido.
  • Menos vello facial, axilar y púbico.
  • Testículos pequeños y malformación de los genitales.
  • Taurodontismo: agrandamiento de los dientes con un adelgazamiento de la superficie.
  • Estatura alta.
  • Mayor tendencia al sobrepeso y con forma corporal más parecida a la mujer.

Los afectados por este síndrome también presentan ciertos síntomas psicológicos. A pesar de que, en la mayoría de los casos, tienen un coeficiente intelectual normal, es más probable que tengan trastorno de hiperactividad y déficit de atención. Éstos pueden comportar dificultades en el aprendizaje.

También es común que estos pacientes sufran otras alteraciones psicológicas, como falta de autoestima, trastornos emocionales, ansiedad, depresión…

Consecuencias en la fertilidad

Los hombres con síndrome de Klinefelter tienen la fertilidad alterada debido a sus características físicas y cromosómicas. Por una parte, presentan alteraciones hormonales que afectan a la espermatogénesis (formación de nuevos espermatozoides).

Por otra parte, al tener un cromosoma X de más, durante la espermatogénesis, es más probable que se produzcan espermatozoides aneuploides, ya que parte de sus espermatozoides tendrán un cromosoma X de más y otros, no tendrán cromosoma sexual.

Todo esto hace que la mayoría de estos pacientes tengan infertilidad y padezcan azoospermia secretora. Es decir, no hay espermatozoides en el eyaculado debido a que la producción de éstos está alterada.

Puedes encontrar más información sobre esta patología en el siguiente enlace: ¿Qué es la azoospermia?

No obstante, en algunos pacientes es posible recuperar algunos espermatozoides mediante biopsia testicular. Gracias a los tratamientos de reproducción asistida, es posible utilizarlos mediante la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y conseguir así que sean padres.

Si quieres más información sobre este procedimiento, te recomiendo que consultes el siguiente enlace: ¿En qué consiste la biopsia testicular?

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es probable que los embriones resultantes de la ICSI también sean trisómicos. Por tanto, es recomendable realizar un diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

Los pacientes que tampoco tengan espermatozoides en el testículo pueden recurrir a la donación de semen. Si quieres más información sobre esta alternativa, puedes visitar este enlace: ¿Qué es la donación de semen?

Probabilidad de aborto recurrente

La trisomía XXY puede deberse a errores durante la formación de los espermatozoides, de los óvulos o incluso durante el desarrollo del embrión. Si se trata de esta última opción, es más probable que la trisomía se encuentre en mosaico. Si ha habido un aborto con esta alteración, es muy difícil predecir si volverá a ocurrir, porque es al azar.

En el caso de que sea por alteraciones en la ovogénesis (formación de los óvulos), también será difícil calcular el riesgo de que se repita.

Sin embargo, si se debe a alteraciones en la espermatogénesis (formación de los espermatozoides), puede analizarse el contenido cromosómico de una muestra de semen mediante una prueba llamada FISH de espermatozoides.

Dependiendo de si ha sido un error puntual en la meiosis o de si se debe a que existen células con el cariotipo alterado en mosaico (es decir, coexistiendo con células cromosómicamente sanas), las probabilidades de que vuelva a ocurrir serán mayores o menores. Además, el porcentaje de células anormales también determinará el riesgo de que vuelva a suceder (cuantas más haya, más probable será que se repita).

En todos estos casos es recomendable que se realice diagnóstico genético preimplantacional o prenatal para diagnosticar estas alteraciones lo antes posible.

Diagnóstico

El síndrome de Klinefelter puede diagnosticarse por las características físicas durante la adolescencia o al intentar tener hijos, ya que esterilidad es el signo más común de esta patología.

En el caso de que se sospeche que el paciente tiene este síndrome, las pruebas que se realizan para confirmar el diagnóstico son:

  • Cariotipado: para ver la carga crosomosómica del paciente y detectar la trisomía.
  • Seminograma: para estudiar la calidad seminal o diagnosticar la azoospermia.
  • Análisis hormonal: para ver si los niveles hormonales (FSH, LH, testosterona) están alterados.

Tratamiento

El síndrome de Klinefelter, debido a que se trata de una cromosomopatía, en la actualidad no se puede curar completamente. No obstante, se puede realizar un tratamiento hormonal con testosterona para intentar controlar las consecuencias de esta trisomía.

La función de esta hormona será mejorar tanto las características físicas (apariencia de los músculos, promover el crecimiento del vello…) como los síntomas psicológicos (mejorar la concentración, la autoestima, el impulso sexual…).

Como ya hemos comentado, para tratar la esterilidad será necesario recurrir a una clínica de reproducción asistida, donde se estudiará si es posible obtener espermatozoides mediante biopsia testicular o si es necesario recurrir a semen de donante.

Preguntas de los usuarios

¿Qué esperanza de vida se tiene con el síndrome de Klinefelter?

Estos pacientes tienen una esperanza de vida ligeramente reducida: unos dos o tres años menos que la media de los hombres. Esto puede deberse tanto a los problemas derivados del síndrome metabólico como a que es más frecuente que presenten un bajo nivel socioeconómico.

Tienen un riesgo más elevado de padecer algunas patologías, como la diabetes tipo 2, el cáncer de mama y algunas enfermedades autoinmunes (p. ej., lupus eritematoso sistémico). Sin embargo, pueden llevar una vida prácticamente normal.

Si se tiene el síndrome de Klinefelter, ¿se es gay?

No. Que un hombre sea XXY no quiere decir que sea homosexual, ya que esta trisomía no influye en la orientación sexual. No obstante, puede ocurrir que lo sea, igual que pasa en la población general.

2 comentarios

  1. usuario
    Pepe82

    ¿Existe alguna posibilidad de que pueda tener hijos de manera natural si tengo el síndrome de Klinefelter?

  2. usuario
    pedro55

    Hola, soy síndrome de klinefelter, tengo 55 años, he visto en los comentarios que la esperanza de vida es de 2 o 3 años menos, se supone que habiendo recibido tratamiento desde edad temprana, mi pregunta es la siguiente:
    ¿que esperanza de vida puedo tener yo, sabiendo que empezaron a tratarme a los 42 años?
    Gracias

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies