Hiperprolactinemia: causas, síntomas y tratamiento

La hiperprolactinemia aparece cuando los niveles de hormona prolactina se sitúan por encima de los niveles normales. Entre otras consecuencias, tener la prolactina alta lleva en muchas ocasiones a la infertilidad. El embarazo natural es complicado de lograr debido a las alteraciones menstruales causadas por el desajuste hormonal.

En este artículo hablamos de las causas y síntomas más comunes de la hiperprolactinemia en mujeres, así como también de las diferentes opciones de tratamiento.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Causas

La prolactina es una hormona liberada por la hipófisis o glándula pituitaria que, además de intervenir en las situaciones de estrés, tiene como función principal estimular la producción de leche durante el embarazo y la lactancia materna.

La estimulación del pezón bloquea la segregación de dopamina, la cual inhibe la prolactina. Por tanto, la disminución de dopamina se traduce en un bloqueo de la inhibición y, por tanto, en un aumento de la concentración de prolactina en sangre. Es lo que se conoce como control negativo: dopamina baja, prolactina alta. Cuando la lactancia se detiene, se produce de nuevo un descenso del nivel de prolactina.

Durante el embarazo, la prolactina aumenta con el objetivo de preparar a la mujer para la posterior producción de leche. Esta etapa se caracteriza por los cambios hormonales, entre los que destaca el aumento de estrógenos, lo cual lleva también a la elevación del nivel de prolactina.

Cuando la prolactina está alta, la secreción de la GnRH (hormona liberadora de gonadotropina) se detiene, lo cual disminuye a su vez la liberación de las gonadotropinas LH (hormona luteinizante) y FSH (hormona folioculoestimulante).

De esta manera, disminuye la acción de estas hormonas sobre el ovario, impidiendo así el desarrollo ovocitario y la ovulación. Por esta razón, durante el embarazo y la lactancia, la mujer se encuentra en un estado de infertilidad pasajera causado por la hiperprolactinemia.

Además del embarazo y la lactancia, existen otras situaciones que pueden ser motivo de aumento de la prolactina. Algunos ejemplos son:

  • Estrés
  • Estimulación de la mama
  • Sueño profundo
  • Exceso de ejercicio físico
  • Orgasmo
  • Causa iatrogénica: factores externos como drogas neorulépticas, antidepresivos, ansiolíticos, opiáceos…
  • Pastillas anticonceptivas de estrógenos
  • Patologías como hipotiroidismo, hiperandrogenismo, anorexia nerviosa, bulimia, insuficiencia renal crónica, enfermedad hepática, síndrome de ovarios poliquístico (SOP)…
  • Tumor benigno como el prolactinoma

Síntomas

Entre los síntomas más destacados encontramos los siguientes:

  • Irregularidades menstruales y alteración de la ovulación que pueden llegar a ausencia de menstruación (amenorrea) y de ovulación (anovulación).
  • Galactorrea: secreción de leche de las mamas.
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa o otras alteraciones de la vista.
  • Osteoporosis, especialmente en los casos de hiperandrogenismo.
  • Disminución de la libido.
  • Sequedad vaginal.
  • Infertilidad.

No todos estos síntomas aparecen siempre, sino que cada mujer experimenta unos u otros en mayor o menor grado dependiendo de su situación personal.

¿Cómo se diagnostica?

Ante la sospecha de una hiperprolactinemia, se debe hacer un análisis de sangre para determinar si el nivel de prolactina está más elevado de lo normal. Se aconseja hacer el análisis en reposo, por la mañana y evitando situaciones de estrés que puedan aumentar la prolactina.

El nivel de prolactina debe ser inferior a 20-25 ng/ml. Si se sitúa entre los 20 ng/ml y 40 ng/ml se debe repetir la medición antes de confirmar que la paciente padece hiperprolactinemia.

Una vez realizado el diagnóstico definitivo, es importante estudiar la causa por la que la prolactina es alta. Se hace una historia clínica detallada incorporando los fármacos que se toma la paciente, los síntomas que tiene, la relación con otras patologías que puedan ser causa de hiperprolactinemia como el hipotiroidismo, etc.

Si no se descubre una causa determinada, se suele hacer una resonancia magnética nuclear (RMN) o una tomografía axial computarizada (TAC) de la región hipofisiaria para descartar un prolactinoma. Los valores excesivamente altos (>200 ng/ml) en una mujer no embarazada son indicativos de tumor hipofisiario.

Si aun con todo este estudio, no se encuentra la causa exacta, se indicará que es un caso de hiperprolactinemia idiopático.

Tratamiento

Si la hiperprolactinemia está causada por algo puntual como puede ser una situación de estrés o la administración de una sustancia tóxica, en principio, bastará con eliminar el foco causante para llevar de nuevo los niveles de prolactina a la normalidad.

Si el aumento de prolactina es consecuencia de alguna patología determinada como el hipotiroidismo, el tratamiento deberá ir enfocado a dicha enfermedad.

En otras situaciones, el tratamiento para la hiperprolactinemia se basa en la administración de fármacos agonistas de la dopamina como cabergolina o bromocriptina (agonista dopaminérgico). Estos medicamentos ejercen la función de la dopamina, es decir, inhiben la prolactina, derivando en la disminución de su nivel en sangre.

De esta manera, al recuperar el nivel normal de prolactina, se recuperarán los niveles de otras hormonas como la FSH y la LH. Así, se restablecerá la función normal del ovario y la fertilidad.

Si aun con el tratamiento indicado, la mujer sigue teniendo problemas relacionados con la menstruación y la ovulación, será momento de plantearse recurrir a un tratamiento de reproducción asistida como la fecundación in vitro e incluso la donación de óvulos.

Preguntas frecuentes

¿Existe la hiperprolactinemia en hombres?

Sí, aunque es menos común, un hombre también puede padecer hiperprolactinemia. Los síntomas más característicos en el varón son la disminución de la libido y la disfunción eréctil. Los niveles normales de prolactina en los hombres son de entre 3 y 15 ng/ml.

¿Qué nivel de prolactina se considera alto en una mujer no embarazada?

Los niveles de una mujer no embarazada suelen estar por debajo de los 25 ng/ml. Por tanto, un valor superior podría ser alarmante, especialmente los valores por encima de 80-100 ng/ml que hacen sospechar una alteración algo más grave como pueda ser un tumor benigno.

¿Es normal aumentar de peso cuando se tiene la prolactina alta?

Sí, las alteraciones hormonales pueden ser motivo de aumento de peso. Por tanto, un exceso de prolactina y las irregularidades que ello provoca en los niveles de otras hormonas pueden hacer engordar a la mujer.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies