La mayor comunidad de ayuda para donantes y receptoras de óvulos
Ovodonación y preeclampsia, ¿riesgo añadido?
25
Menú

Ovodonación y preeclampsia, ¿riesgo añadido?

  1. Maria Glez
    Maria Glez

    Hola. En mi primer embarazo, hace ya 7 años, tuve preemclapsia y bastantes complicaciones a raíz de ello. Mi hijo nació prematuro y estuvo bastante tiempo ingresado aunque por fortuna todo terminó bien.
    En la búsqueda del segundo me he topado con un fallo ovárico prematuro que hace que necesite ovodonación.
    Me surgen dos dudas respecto a la preeclampsia.
    – La primera es que si el feto no lleva mis genes sino los de la donante, tendré menos predisposición a padecerla de nuevo.
    – Segundo, es que he leído que en la ovodonación hay mayor riesgo de preeclampsia. (¿Mayor que el que tengo ya? :S)
    Espero vuestros comentarios.

    03/03/2016 a las 14:28
    Responder
  2. Hola María:

    Debes tener en cuenta que los factores de riesgo a los que parece estar asociada la preeclampsia dependen fundamentalmente de las características de la mujer y no de la genética del embrión. Problemas vasculares, hipertensión, problemas autoinmunes o causas congénitas estarían detrás de esta predisposicion, independientemente de si los óvulos son propios o de donante. Hay estudios que asocian ciertos genes al riesgo de preeclampsia, que podrían transmitirse a partir del padre o de una donación de gametos, pero de momento se desconoce el mecanismo exacto.

    La mayor observación de preeclampsia u otros riesgos como los partos prematuros o el bajo peso al nacer en la ovodonación, están asociados en la mayoría de los casos a la edad gestacional de la mujer. Especialmente en embarazos que tienen lugar en mujeres que sobrepasan los 40 años, por eso son más propios de la ovodonación.

    Por tanto, si vuelves a quedar embarazada por el método que sea, tendrás que llevar los controles adecuados porque el riesgo de preeclampsia seguirá estando presente.

    Espero haber aclarado tus dudas.

    Un saludo.

    03/03/2016 a las 15:50
    Responder
  3. Hola Maria, te cuento porque mi historia es parecida. En mi primer embarazo de mi hija Andrea pasé por una preeclampsia y mi niña nació antes de tiempo, me provocaron el parto porque había un riesgo alto. Andrea fue concebida con mis óvulos, aunque por reproducción asistida pero mía mía.

    En la búsqueda del segundo ya tuve que ir a ovodonación y al principio me vinieron millones de dudas y también sobre la preeclampsia si me volvería a pasar lo mismo que con Andreita. En este caso mi Abraham no era genéticamente mío pero a las 20 semanas empecé ya al lío con la tensión alta y riesgo, tuve que coger la baja enseguida. Al final salió todo bien pero el riesgo lo tuve en los dos embarazos por igual.

    Vamos, que no depende de si el bebé es de ovodonación, bueno no te puedo asegurar en todos los casos, pero que si ya lo tienes que seguramente te pase otra vez si eres propensa, yo ya lo tenía claro fíjate que mi hermana también le pasó, vamos que es cosa de familia.

    Así que nada no quiero estresarte y adelante con ello pero simplemente saber que tienes que estar controlada por tu salud y la de tu bebé.
    Mucha suerte espero que te vaya todo de lujo.
    Saludo 🙂

    07/04/2016 a las 15:57
    Responder
  4. Hola, acabo de recibir la beta positiva de mi segundo embarazo y me han asaltado mil dudas. Yo ya tengo un hijo de 4 años y en su embarazo, que fue natural, no tuve ningún problema. Este segundo ha sido mediante donación de embriones y a los 38 años. Releyendo el apartado de riesgos del consentimiento he visto que habla de hipertensión y preeclampsia. No sé si de cara a este embarazo tengo que tomar otras precauciones con respecto a esto por tratarse de un embrión de donación. Gracias.

    01/03/2017 a las 11:16
    Responder
    • Hola Virginia,
      Un consentimiento informado, en el apartado de riesgos, debe contener todos aquellos problemas que se puedan ver derivados de la medicación, tratamiento, embarazo… por baja que sea su probabilidad. Funciona como el prospecto de un medicamento, que debe tener en cuenta todas las reacciones adversas posibles aunque se den en raras ocasiones.

      El hecho de que el embrión fuese de donación en vez de genéticamente tuyo no aumenta los riesgos frente a la preeclampsia o la hipertensión. Estas dos patologías se recogen en el consentimiento porque son riesgos en cualquier embarazo. Además, están muy relacionadas con la edad materna, aumentando su incidencia en mujeres mayores de 40 años.

      Este perfil de mujer suele ser el mayoritario que opta por ovodonación o por embriondonación. De ahí que sea especialmente importante recogerlo en su consentimiento informado. Es decir, se hace especial hincapié por la edad de las mujeres que recurren a estos tratamientos y no por el tratamiento en si.

      En tu caso, con buenos antecedentes en tu primer embarazo y teniendo en cuenta tu edad, no tienes que tomar precauciones especiales. En las consecutivas revisiones tu médico controlará tu tensión y riesgo de preeclampsia como hizo en tu primer embarazo.

      Espero haber resuelto tu duda.
      Un saludo.

      01/03/2017 a las 17:31
      Responder
Comentarios
También te puede interesar
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.