Dos gemelas nacen agarradas de la mano

Se trata de un caso excepcional que sólo se da en uno de cada 10000 embarazos ya que las gemelas son idénticas y compartieron placenta y bolsa amniótica en el vientre materno. Nacieron por cesárea y agarradas de la mano. Se llaman Jillian y Jena.

Es poco frecuente ya que, aunque se producen embarazos gemelares que provienen de un único cigoto, los bebés suelen tener su propia placenta y bolsa amniótica. Solo entre el 1 y el 5% de los gemelos son como Jillian y Jena.

Esto se produce cuando la división del cigoto ocurre entre los días 8 y 13 después de la fecundación, cuando la placenta y la bolsa amniótica ya están formadas.

El problema de estos embarazos es que el movimiento de los bebés puede provocar problemas en el cordón umbilical como enredos, nudos o estrangulamientos. Esto puede provocar algunas complicaciones, incluso la muerte fetal. Estos embarazos también conllevan un riesgo más elevado de defectos congénitos y otros problemas.

Para evitar riesgos la madre estuvo ingresada dos meses en el Centro Médico Akron General, en Ohio (Estados Unidos) pero ha valido la pena, ya que las niñas nacieron por cesárea y en perfecto estado de salud a las 33 semanas. Además, las niñas nacieron cogidas de la mano, lo que sorprendió a todo el personal del quirófano.

Las hermanas estarán ingresadas unas semanas más en el hospital, ya que son prematuras y requieren de algunas atenciones médicas, pero la madre está muy feliz de que hayan nacido sanas.

 

Gemelas cogidas de la mano

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies