Tanto la inseminación artificial como la fecundación in vitro (FIV) pueden llevarse a cabo con semen de la pareja o semen de donante.

La ley griega que regula la aplicación de la reproducción médicamente asistida y, por tanto, la donación de gametos (espermatozoides y óvulos) es la Ley 3305/2005. En ella se especifica cómo ha de ser la donación de semen en Grecia.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo se necesita semen de donante?

Las principales razones por las que se recurre a la donación de semen son:

  • Ausencia de pareja masculina (mujeres solteras y parejas lesbianas)
  • Alteración genética susceptible de ser heredada por la descendencia
  • Mala calidad seminal
  • Ausencia de espermatozoides

Requisitos legales

Tal y como especifica la Ley 3305/2005, la donación de semen ha de ser completamente anónima. Por esta razón, ni los donantes conocen a los receptores ni éstos sabrán la identidad del chico que les prestó sus espermatozoides para la aplicación de las técnicas de reproducción asistida. Tampoco al hijo nacido se le podrá desvelar la identidad del donante del material genético ni viceversa.

La información médica relativa al donante será confidencial y conservada de forma codificada en el banco de semen o clínica de fertilidad y en el registro nacional de donantes, regulado por la Autoridad Nacional de Reproducción Médicamente Asistida. Sí es posible que los receptores conozcan información no personal del donante como: peso, altura, educación, hobbies, color de piel, ojos o pelo…

El acceso a estos archivos confidenciales solo será permitido al niño y únicamente por razones relacionadas con su salud.

Otro aspecto que define la donación de semen en Grecia es el altruismo. La ley 3305/2005 prohibe cualquier actividad comercial relacionada con la compra-venta de muestras de semen. Únicamente se permite que los receptores paguen todos los gastos derivados de la donación, tales como:

  • Pruebas médicas del donante
  • Análisis de la muestra de semen
  • Compensación económica del donante
  • Congelación y mantenimiento de la muestra seminal

Los donantes de semen deberán tener menos de 40 años y no haber superado el límite permitido en cuanto al número de donaciones. La ley griega establece este límite en 10 nacimientos en distintas familias, es decir, no contarán como dos nacimientos si se trata de hermanos nacidos de la misma madre.

Evaluación del donante semen

Para que un candidato sea aceptado finalmente como donante, debe superar una serie de pruebas tanto psicológicas como sanitarias. Además, es necesario que la muestra seminal tenga una calidad muy buena.

Las pruebas que se le hacen al donante son las siguientes:

  • Seminograma o análisis del semen: se miden características seminales como el volumen, la concentración, la movilidad, la morfología, el pH… Además, se hace un cultivo microbiológico y se analiza la capacidad de supervivencia a la congelación/descongelación.
  • Análisis sanguíneo de enfermedades de transmisión sexual (ETS): VIH, hepatitis B y C, sífilis…
  • Análisis genético: grupo sanguíneo, Rh, cariotipo, fibrosis quística, talasemia…

Todas las muestras de semen deben ser congeladas y únicamente podrán ser empleadas pasados los 6 meses desde el análisis, siempre que hayan resultado negativas en cuanto a las enfermedades infecciosas.

Además, el donante deberá ser evaluado por un psicológico especialista que determine que está preparado para actuar como donante de semen.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar