Realizar un tratamiento de reproducción asistida empleando semen de donante es posible en Estados Unidos. La donación de semen puede ser anónima o conocida y generalmente los donantes reciben una compensación económica por su donación.

Es importante saber que, aunque no existe una ley general que lo indique, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) marca el límite de donaciones en 25 recién nacidos en un área de 800.000 habitantes con el fin de reducir el riesgo de consanguinidad.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Reproducción asistida con semen de donante

Cuando una pareja desea tener un hijo y no lo consigue, es posible que se deba a problemas de calidad seminal. Es importante que el semen tenga unos valores adecuados de parámetros seminales como la movilidad, morfología o concentración espermática entre otros.

Si los análisis seminales demuestran una muy baja calidad seminal o incluso ausencia de espermatozoides viables, la donación de semen puede ser la solución para conseguir el tan buscado embarazo. Así, las principales patologías que llevan a la donación de semen son:

También cuando el hombre padece alguna alteración genética, a pesar de no tener alterados los valores seminal, se recurre a la donación de semen para evitar la transmisión de la anomalía a la descendencia.

Por último, otra de las razones por las que se recurre a la donación de semen es la ausencia de pareja masculina. En Estados Unidos se permite la aplicación e las técnicas de reproducción asistida a mujeres solteras y parejas homosexuales femeninas con deseo reproductivo.

Las parejas lesbianas pueden realizar la donación de óvulos de la pareja, es decir, una de las mujeres cede los óvulos y la otra es la que quedará embaraza de los embriones generados con semen de donante y los óvulos de su pareja.

Requisitos para la donación de semen

Para que un hombre pueda actuar como donante de semen en Estados Unidos, se deben seguir las recomendaciones marcadas por la ASRM en referencia a los requisitos del donante de semen:

  • Buen estado de salud y ausencia de enfermedades genéticas.
  • Ser mayor de edad. Se prefiere además que el donante tenga menos de 40 años.
  • Seleccionar a donantes con fertilidad comprobada, es decir, que ya hayan tenido hijos, no es completamente necesario aunque sí recomendable.
  • Evaluación psicológica por parte de profesionales en salud mental.
  • Análisis del semen (seminograma) tras 2-5 días de abstinencia. Se sugiere evaluar más de una muestra seminal. El análisis debe realizarse antes de haber pasado una o dos horas desde la eyaculación.
  • Estudio genético
  • Historia clínica personal y sexual que permite determinar el riesgo de infección por VIH y otros enfermedades de transmisión sexual.
  • Otros análisis médicos

La muestra donada no podrá ser empleada hasta pasado un periodo de cuarentena de 180 días (6 meses). Pasado este tiempo, el donante deberá realizarse nuevos análisis que confirmen la ausencia de infección vírica. Solo en caso de resultar negativos estos análisis podrá emplearse la muestra seminal de dicho donante.

También es importante destacar que no puede actuar como donante ningún profesional de la clínica de reproducción asistida o el banco de semen donde se lleve a cabo la donación.

La ASRM indica además una lista de situaciones por las que se descarta a un chico para la donación relacionadas principalmente con sus antecedentes sexuales y demás prácticas de riesgo.

Un comentario

  1. usuario
    Javier Jumil

    ¿Qué quiere decir 25 recién nacidos en un área de 800.000 habitantes? En serio se controla eso? Yo fui a una conferencia en la universidad y la verdad, decían que un chico empezó a buscar sus “siblings” como lo llaman allí, es decir, sus hermanastros del mismo donante y tenía 55… Menuda locura, no?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar