La donación de embriones en Grecia

La donación de embriones es una alternativa reproductiva aprobada legalmente en Grecia, por la que una pareja emplea los embriones sobrantes de un ciclo de FIV de otra pareja que ha decidido donarlos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Indicaciones

Las indicaciones principales para esta tratamiento son:

  • Problemas de fertilidad en ambos miembros de la pareja relacionados con la calidad de los gametos (óvulos y espermatozoides)
  • Personas sin pareja del sexo opuesto y con problemas de calidad en sus gametos propios
  • Fracaso en tratamientos previos de FIV con embriones propios (fallo de fecundación o implantación, aborto…)
  • Enfermedad o alteración genética heredable
  • Fallo repetido de implantación
  • Abortos recurrentes

Destino de embriones sobrantes de un ciclo de FIV

Cuando una pareja se somete a un tratamiento de fecundación in vitro, se estimula farmacológicamente la producción ovárica de la mujer con el objetivo de obtener un buen número de óvulos de buena calidad. De esta manera, aumentamos las probabilidades de obtener embriones viables susceptibles de implantar y dar lugar a un embarazo evolutivo.

La ley griega marca unos límites en relación al número de embriones a transferir, dependiendo de la edad de la paciente y de si los óvulos son propios o donados:

  • Menos de 35 años, óvulos propios: uno o dos embriones.
  • Entre 35 y 39 años, óvulos propios: hasta dos embriones en el primer y segundo ciclo y hasta 3 embriones en los ciclos siguientes.
  • 40 años, óvulos propios: es posible transferir hasta tres embriones.
  • Más de 40 años, óvulos propios: se permite transferir un máximo de cuatro embriones.
  • Óvulos de donante, independientemente de la edad: máximo dos embriones.

Si los embriones son de buena calidad y se consigue el embarazo en el primer ciclo, nos encontramos con un excedente de embriones crioconservados. En situaciones así, algunos progenitores deciden mantener los embriones congelados para utilizarlos en ciclos posteriores y otros deciden donarlos con fines reproductivos.

Donarlos a otras parejas es un acto altruista que puede suponer la solución de muchas personas o parejas para poder tener un hijo.

Embriones de ciclos de FIV previos

Las personas que se encuentran en alguna de las situaciones anteriormente mencionadas, es decir, que no pueden conseguir el embarazo con sus propios óvulos y espermatozoides, tienen la opción de utilizar los embriones de otra pareja.

Se trata de embriones sobrantes de un ciclo previo de FIV, por lo tanto procederán de los gametos de la pareja que los ha donado o de gametos donados en caso de que la pareja hubiera recurrido a la donación de óvulos y/o semen para su ciclo.

Dependiendo de la calidad de los gametos, la calidad de los embriones será también mayor o menor. Además, se debe tener en cuenta el proceso de congelación.

El actual método de congelación que se emplea generalmente es la vitrificación. Se trata de una avanzada técnica que permite preserva los embriones durante un tiempo limitado sin apenas pérdida de calidad.

La capacidad de supervivencia de los embriones tras la desvitrificación marcará, junto a la preparación endometrial de la receptora, el éxito del tratamiento de adopción de embriones.

Un comentario

  1. usuario
    Gikaomdbta

    Me parece muy buena idea que se limite el número de embriones en relación a la edad de la paciente, ya que este aspecto es uno de los que más influye a la hora de conseguir el embarazo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar