Análisis de hormonas femeninas en el estudio de fertilidad

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 23/02/2021

En el estudio de fertilidad, la mujer debe hacerse unos análisis hormonales. Esta prueba tiene el objetivo de comprobar si el ciclo menstrual funciona adecuadamente y por tanto si hay ovulación. Si los valores no fueran normales podría significar que existe un problema endocrino que causa alteraciones en la fertilidad femenina.

Asimismo, dicho análisis permite ver si hace falta alguna medicación para lograr el embarazo y permite al especialista elegir el tipo de tratamiento más adecuado.

A continuación tienes un índice con los 7 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Tipos de hormonas femeninas

El análisis hormonal es imprescindible hacerlo en dos momentos del ciclo: al principio, para evaluar los niveles hormonales basales, y tras la ovulación, para evaluar si ha sido adecuada. El primer día del ciclo corresponde al primer día de menstruación de la mujer.

Por otra parte, las hormonas femeninas se pueden clasificar según el control que producen sobre el ciclo menstrual. La regulación del ciclo de la mujer depende de tres niveles: nivel hipotálamo y nivel hipófisis y nivel ovárico. Por tanto, en cada uno de estos niveles actuará una serie de hormonas femeninas.

Hormonas femeninas hipofisarias

Este tipo de hormonas también se conocen con el nombre de gonadotropinas y hacen referencia a la hormona foliculoestimulante (FSH) y a la hormona luteinizante (LH). Estas hormonas ejercen su función sobre el ovario y provocan la liberación de estrógenos y progesterona que actúan sobre la hipófisis.

Por otro lado, la hipófisis también libera hormona TSH y prolactina, hormonas que también influyen en el ciclo menstrual de la mujer. A continuación, se enumeran cada una de estas hormonas y su función:

  • Hormona folículo estimulante (FSH): la produce la hipófisis y actúa sobre los folículos en los que se encuentran desarrollándose los óvulos, haciendo que crezcan y maduren. Indica el estado de la reserva ovárica de la mujer.
  • Hormona luteinizante (LH): la produce la hipófisis y su incremento súbito a mitad del ciclo hace que se rompa el folículo y ocurra la ovulación. Asimismo, gracias a esta hormona, el folículo crece y se convierte en cuerpo lúteo tras la ovulación.
  • Hormona estimulante del tiroides (TSH): producida por la hipófisis para estimular la glándula tiroidea y que ésta regule las concentraciones de hormonas T3 y T4.
  • Prolactina: producida por la hipófisis para estimular el desarrollo de las mamas y la producción de leche. Se estudia para ver si sus niveles están elevados, ya que unos niveles incrementados de prolactina pueden interferir con la ovulación.

¿Cuáles son las hormonas ováricas?

Cuando las gonadotropinas actúan sobre los ovarios se produce la liberación de tres hormonas principalmente:

Estradiol (E2)
es una hormona sexual femenina esteroidea, es decir, derivada del colesterol. Su funciones son estimular el desarrollo sexual en la mujer y activar la liberación de hormona LH. Esta hormona es la encargada de inducir la ovulación. Otra función del estradiol es intervenir en la preparación endometrial esencial para la implantación embrionaria.
Progesterona (P4)
pertenece al grupo de los progestágenos, unas hormonas que mantienen el embarazo. Esta hormona ejerce su función después de la ovulación y se encarga de preparar y mantener el endometrio con las características idóneas para la implantación embrionaria y la gestación.
Antimulleriana (AMH)
esta hormona es liberada por las células de la granulosa de los folículos antrales. Se trata de un marcador excelente de la reserva ovárica de la mujer. Los niveles de AMH disminuyen conforme la edad de la mujer avanza hasta llegar a agotarse por completo llegada la menopausia.

Si deseas obtener información más en profundidad acerca de la reserva ovárica, te aconsejamos visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la reserva ovárica y cómo influye en la fertilidad femenina?

Otras hormonas

Pese a que las hormonas anteriormente comentadas son las más importante en el caso de la mujer, también existen otras hormonas que pueden provocar alteraciones en la capacidad reproductiva femenina.

Por ejemplo, la testosterona total (T) es una hormona secretada por la glándula adrenal y los ovarios en la mujer. Cuando los niveles de testosterona en la mujer están alterados, ya sea por concentraciones demasiado elevadas o excesivamente bajas, la mujer puede tener problemas de fertilidad.

Por otra parte, la Inhibina B es una hormona sintetizada por las células de la granulosa de los folículos del ovario en el caso de la mujer. Aquellas mujeres con bajos niveles de esta hormona suelen tener alteraciones de la ovulación, lo que dificulta el embarazo.

Momento del ciclo para realizar el análisis hormonal

El análisis de las hormonas femeninas se debe realizar en el momento adecuado del ciclo de la mujer. Este día dependerá del tipo de hormona que se quiera estudiar.

Por ejemplo, la hormona progesterona se debe analizar el día 21 del ciclo menstrual, ya que esta hormona es producida por el ovario y permite estudiar si ha habido o no ovulación.

Asimismo, en cualquier momento del ciclo se puede valorar la hormona antimülleriana (AMH), el marcador de la reserva ovárica por excelencia. Esta hormona es producida en el ovario por los folículos antrales y preantrales, donde se encuentran los óvulos antes de empezar su maduración.

Cuanto más hormona antimulleriana haya, mayor número de folículos habrá en el ovario (mayor reserva ovárica) y éstos serán de mejor calidad. La AMH solo se produce por los folículos de buena calidad.

El resto de hormonas femeninas se deben analizar entre el tercer y el quinto día de regla, ya que las hormonas estarán en estado basal y se podrán comparar con los valores de referencia.

En cualquier caso, la alteración de algunas de las hormonas femeninas será indicativo de que existen disfunciones importantes para el desarrollo reproductivo normal.

Valores hormonales normales en la mujer

Un aspecto muy importante para que el ciclo menstrual de la mujer ocurra con normalidad y pueda tener lugar la fecundación es que los niveles de las hormonas femeninas estén dentro de los rangos normales. Cualquier alteración en la concentración hormonal puede hacer que se trastoque el ciclo menstrual y que, por tanto, sea difícil conseguir el embarazo.

Los valores hormonales considerados normales en el caso de la mujer son los siguientes:

  • Hormona Folículo estimulante (FSH): valores por debajo de 6 mUI/ml indican una reserva ovárica excelente, de 6 a 9 mUI/ml indican una buena reserva ovárica y de 9-10 una reserva moderada. Valores de 10 a 13 mUI/ml indican una reserva ovárica disminuida y por encima 13 mUI/ml una reserva ovárica muy baja.
  • Estradiol (E2): los valores basales son de 27-161 pg/ml aproximadamente. Lo ideal son valores por debajo de los 50 pg/ml.
  • Hormona luteinizante (LH): los valores basales al inicio del ciclo son de entre 2 y 10 mUI/ml. El aumento de LH por encima de las 20 mUI/ml indica que la ovulación está a punto de producirse, lo cual ocurre a mitad del ciclo.
  • Progesterona (P4): en día 21 de ciclo debe estar entre 5 y 20 ng/ml para asegurar que ha habido ovulación. En cambio, en día 3 debe ser menor de 1.5 ng/ml.
  • Prolactina: en mujeres no embarazadas su valor está entre 0 y 20 ng/ml. Valores superiores a 80 ng/ml en mujeres no embarazadas sugieren un mal funcionamiento de la hipófisis.
  • Hormona antimülleriana (AMH): sus valores normales son entre 0,7 y 3,5 ng/ml. Por debajo de 0,7 ng/ml indican baja reserva ovárica y por encima de 3,5 ng/ml puede ser indicio de un desarrollo ovárico excesivo, por lo que habría riesgo de hiperestimulación.
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH): entre 0.2 y 4.7 mUI/ml en día 3 del ciclo. Valores por encima indican hipertiroidismo y por debajo hipotiroidismo. Son patologías que pueden alterar la ovulación.
  • Otros niveles hormonales en la mujer

    Existen otras hormonas femeninas que también se deben tener en cuenta, aunque no se analizan de forma rutinaria en el estudio de la fertilidad femenina. Es el caso de la hormona T3, T4, testosterona e inhibina B.

    Los niveles de referencia para la T3 deben oscilar entre 1,4 y 4,4 pg/mL; mientras que los de hormona T4 deben ser entre 0.8 y 2 ng/dl. Además, valores de testosterona en la mujer por encima de 47 ng/dl podría ser indicativo de síndrome síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

    Por último, los niveles de inhibina B en la mujer no deben ser inferiores a 45 pg/ml, ya que esto podría causar alteración de la reserva ovárica o la posibilidad de baja respuesta a la estimulación ovárica en un tratamiento de reproducción asistida.

    ¿Qué significan unos valores hormonales alterados?

    Según qué hormonas estén alteradas la patología será diferente, por lo que el tratamiento indicado también deberá serlo. Por ejemplo, si los valores de FSH están por encima de los valores de referencia indicaría una baja reserva ovárica o si los niveles de prolactina son elevados se correspondería con hiperprolactinemia.

    Una vez que se ha visto en la analítica que hay ciertas irregularidades en las hormonas femeninas, hay que ponerles tratamiento. Si la causa se puede corregir con medicación, el médico indicará a la mujer la pauta a seguir.

    En caso de ser necesaria la estimulación hormonal, podrían indicarse relaciones sexuales dirigidas, inseminación artificial, fecundación in vitro con óvulos propios o fecundación in viro con óvulos de donante. La opción reproductiva elegida dependerá de la causa de infertilidad de la pareja y de sus necesidades específicas.

    La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas porque, como es lógico, cada una es diferente.

    Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

    Preguntas de los usuarios

    ¿El análisis de hormonas femeninas requiere alguna preparación previa? ¿Hay que hacerlo en ayunas?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    No es necesaria ninguna preparación especial. En algunos centros se recomiendan 8 horas de ayuno previo, pero para la determinación hormonal no es necesaria.

    ¿Qué precio tiene el análisis de sangre de hormonas femeninas?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    Dependerá de las hormonas que se analicen y del centro en el que se haga. Cuantas más hormonas se requiera analizar mayor será el coste del análisis. En general, el estudio hormonal tiene un coste de 70-200?.

    ¿Cuánto tardan en dar los resultados?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    Los resultados pueden estar disponibles en uno o dos días. Dependerá de la cantidad de trabajo del laboratorio en el que se haga el estudio hormonal.

    ¿Cuándo hay que hacer el análisis de la hormona antimulleriana?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    Puesto que es considerado el mejor marcador del estado de la reserva ovárica, es recomendable medir su valor en todo estudio de fertilidad femenina. La FSH puede indicar aproximadamente el estado de la reserva ovárica, pero no con tanta precisión como la antimulleriana.

    ¿Cómo se puede mejorar una hormona antimulleriana baja?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    La antimulleriana es proporcional a la cantidad de óvulos disponible en el ovario (reserva ovárica). La reserva ovárica no se puede aumentar, así que no hay forma de mejorar una antimulleriana baja. En estos casos el tratamiento a elegir es la fecundación in vitro (FIV), y si tras varios intentos no se consigue el embarazo se pueden utilizar óvulos de donante.

    Tengo la hormona antimulleriana baja y la FSH normal, ¿qué significa esto?

    Por Sara Salgado (embrióloga).

    Significa que la reserva ovárica es baja. Aunque ambas hormonas indican el estado de la reserva ovárica, el valor de la antimulleriana es directamente proporcional al número de óvulos disponibles en el ovario, por lo que se considera el mejor marcador de reserva ovárica. La FSH permite dar una estimación de la cantidad de óvulos, pero no de forma tan precisa.

    Lecturas recomendadas

    Si estás interesado/a en conocer otras pruebas que se realizan en el estudio de fertilidad femenina, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿En qué consisten las pruebas de fertilidad femenina?

    Además, si el resultado del análisis hormonal está alterado y la opción reproductiva aconsejada es la FIV con óvulos de donante, no te puedes perder este artículo: ¿Cómo es la FIV con ovodonación y cuáles son los pasos para las receptoras?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Matorras R, Hernández J (eds): Estudio y tratamiento de la pareja estéril: Recomendaciones de la Sociedad Española de Fertilidad, con la colaboración de la Asociación Española para el Estudio de la Biología de la Reproducción, de la Asociación Española de Andrología y de la Sociedad Española de Contracepción. Adalia, Madrid 2007.

National Collaborating Centre for Women´s and Children Health. Fertility: assessment and treatment for people with fertility problems. Clinical Guideline. London: RCOG Press, 2004.

Crosignani PG, Rubin BL. Optimal use of infertility diagnostic tests and treatments. The ESHRE Capri Workshop Group. Hum Reprod 2000.

Rimbach S, Bastert G, Wallwiener D. Technical results of falloposcopy for infertility diagnosis in a large multicentre study. Hum Reprod 2001.

Tufan E, Elter K, Durmusoglu F. Assessment of reproductive ageing patterns by hormonal and ultrasonographic ovarian reserve tests. Hum Reprod 2004.

Preguntas de los usuarios: '¿El análisis de hormonas femeninas requiere alguna preparación previa? ¿Hay que hacerlo en ayunas?', '¿Qué precio tiene el análisis de sangre de hormonas femeninas?', '¿Cuánto tardan en dar los resultados?', '¿Cuándo hay que hacer el análisis de la hormona antimulleriana?', '¿Cómo se puede mejorar una hormona antimulleriana baja?' y 'Tengo la hormona antimulleriana baja y la FSH normal, ¿qué significa esto?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.