Alteraciones de la calidad seminal

La calidad del esperma se mide en base a una serie de parámetros entre los que se incluye la movilidad, morfología y concentración de espermatozoides del eyaculado. Así, podemos encontrarnos alteraciones seminales puntuales como la azoospermia, la astenozoospermia, la teratozoospermia o la oligozoospermia. Aunque lo más común es que un hombre sufra más de una de estas patologías y ello le lleva a la infertilidad.

Para lograr el embarazo natural es necesario que el semen tenga una calidad determina. El seminograma o espermiograma es la prueba de fertilidad masculina por excelencia. Consiste en analizar detenidamente la muestra espermática y en base a los resultados se indicará si la muestra es normal (normozoospermia) o si está alterada.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué tipo de alteraciones puede haber?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece unos valores de referencia de los parámetros de calidad para poder así interpretar los resultados del espermiograma. Si algún parámetro presenta un valor fuera de lo establecido como normal, significa que existe alguna alteración seminal. Entre las más frecuentes encontramos las siguientes:

Es muy común que exista una combinación de varias de estas patologías. Así, podemos encontrar oligoastenospermia, oligoteratospermia, astenoteratospermia y oligoastenoteratospermia.

Azoospermia

La azoospermia es un problema de fertilidad caracterizado por la ausencia de espermatozoides en el eyaculado. La OMS indica que una muestra de eyaculado debe tener más de 39 millones de espermatozoides.

Existen dos tipos de azoospermia:

  • Azoospermia obstructiva: no se encuentran espermatozoides en el eyaculado pero sí hay producción testicular. Ocurre como consecuencia de una obstrucción en alguno de los conductos por los que pasan los espermatozoides desde el testículo, donde son producidos, hasta el exterior.
  • Azoospermia secretora: no hay espermatozoides en el eyaculado porque no hay producción testicular. Las alteraciones hormonales son una de las razones que pueden derivar en ausencia de producción espermática en el testículo.

La azoospermia impide el embarazo natural. Sin embargo, si la azoospermia es obstructiva, el embarazo podrá lograrse a través de un proceso de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) en el que se emplean espermatozoides obtenidos directamente del testículo mediante una biopsia testicular.

Si quieres obtener más información sobre esta alteración seminal, puedes consultar este enlace: la azoospermia.

Oligospermia u oligozoospermia

Cuando la concentración de espermatozoides en el eyaculado no alcanza el límite marcado por la OMS, que es de 15 millones de espermatozoides/ml, decimos que la muestra seminal presenta oligozoospermia.

A lo largo del tracto reproductivo femenino, los espermatozoides han de superar una serie de barreras hasta alcanzar el óvulo en las trompas de Falopio. Se trata de un largo y costoso camino que no todos superan. Cuantos más espermatozoides “sanos y fuertes” tenga el eyaculado, más probabilidades hay de que al menos uno logre fecundar al óvulo.

En el este enlace puedes leer información específica sobre la oligozoospermia.

Cuando la concentración seminal es especialmente baja hablamos de oligozoospermia severa o incluso de criptozoospermia en los casos más graves. En concreto, la OMS indica que se padece criptozoospermia cuando hay menos de 100.000 espermatozoides por mililitro de eyaculado.

En estos casos, el embarazo natural resultará especialmente complicado, por lo que se deberá aplicar la técnica de reproducción asistida de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), pues se trata de una método de fecundación in vitro para el que únicamente se necesita un espermatozoide por óvulo.

Astenospermia o astenozoospermia

Hace referencia a los problemas relacionados con la movilidad o motilidad de los espermatozoides. Una muestra seminal normal tiene más del 40% de espermatozoides móviles y más de un 32% de espermatozoides con movilidad progresiva, es decir, con desplazamiento y avance.

Los espermatozoides deben ser capaces de atravesar el órgano reproductor femenino y llegar hasta las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo a la espera de ser fecundado. Si el espermatozoide tiene problemas de movilidad, la fecundación no se producirá y por tanto el embarazo tampoco.

Al igual que en la oligospermia, la fecundación in vitro mediante el método de ICSI permite la fecundación sin necesidad de que el espermatozoide tenga movilidad, por lo que podría ser la solución ante esta alteración de la fertilidad masculina.

Dependiendo del porcentaje de espermatozoides inmóviles hablaremos de astenozoospermia severa, moderada o leve.

Teratospermia o teratozoospermia

Ocurre cuando más del 4% de los espermatozoides tiene alterada la morfología, ya sea a nivel de cabeza, cola o pieza media. También puede ocurrir y de hecho es bastante común, que la alteración se encuentre en varias partes de su estructura.

Una estructura anómala puede dificultar la movilidad o impedir la penetración en el óvulo. Por esta razón, la teratozoospermia, especialmente en grado severo o grave, es causa de infertilidad.

Si quieres conocer las causas, tipos y tratamientos de la teratozoospermia, puedes consultar este enlace: Teratozoospermia.

Otros problemas de calidad espermática

Además de las alteraciones anteriores, que son las más comunes y las principales responsables de muchos casos de infertilidad masculina, existen otras patologías en el semen que pueden dar lugar a problemas en la búsqueda del embarazo.

  • Necrospermia: se diagnostica cuando más del 42% de los espermatozoides están muertos. La OMS indica que más de un 58% de los espermatozoides deben dar positivo en el test de vitalidad, es decir, deben estar vivos, aunque no necesariamente presenten movilidad.
  • Hipospermia: no hace referencia directa a los espermatozoides sino al eyaculado, pues se trata de una alteración que se determina cuando el volumen de esperma es menor al establecido por la OMS, esto es, 1´5 ml.
  • Aglutinación de los espermatozoides: cuando los espermatozoides móviles se apelmazan entre sí, su movilidad y progresión pueden verse comprometidas. La unión puede producirse entre las colas, las cabezas o entre diferentes partes del espermatozoide: cabeza-cola, cabeza-cuello o cuello-cola. No se reconoce como aglutinación, sino como agregación, cuando los espermatozoides que se muestran unidos, son inmóviles.
  • Fragmentación del ADN espermático: para que la fecundación pueda dar lugar a un embrión viable y con ello al embarazo, es necesaria la integridad del contenido genético. Se sabe que a mayor fragmentación del ADN, menor es la tasa de fecundación y peor es la calidad de los embriones. Existen test específicos para medir la fragmentación.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se puede mejorar la calidad del esperma?

Las recomendaciones generales para mejorar la calidad seminal se enfocan hacia la mejora del estilo de vida: seguir una alimentación equilibrada, hacer deporte moderado de forma regular, evitar sustancias tóxicas como alcohol o tabaco, etc.

Además, existen ocasiones en las que se recetan complementos vitamínicos y sustancias antioxidantes que pueden ayudar a mejorar algunos parámetros seminales, cuando a alteración es leve.

También es importante evitar el sobrecalentamiento de la zona genital como puede ocurrir al apoyar el portátil sobra esta zona o por llevar pantalones demasiado ajustados.

¿Es posible tener azoospermia por estrés excesivo?

El estrés puede afectar a la producción y calidad espermática, pues puede alterar la liberación hormonal responsable de regular la espermatogénesis. No obstante, es poco común que sea el único detonante de la azoospermia.

¿Existe alguna mínima posibilidad de embarazo con oligoastenoteratozoospermia?

La oligoastenoteratozoospermia hace referencia a la combinación de varias alteraciones seminales. Lograr el embarazo natural es complicado cuando los espermatozoides se encuentran en baja concentración y además presentan problemas de movilidad y morfología.

¿Cuáles son las causas de la astenozoospermia?

Son varias las causas por las que los espermatozoides pueden presentar mala movilidad. Algunos ejemplos son: presencia de anticuerpos antiespermatozoides, consumo excesivo de sustancias tóxicas (tabaco, marihuana, etc.), edad avanazada, fiebre, mala alimentación. problemas testiculares, varicocele, tratamientos oncológicos, etc.

¿Existe tratamiento para la azoospermia obstructiva que permita el embarazo?

Como hemos comentado en el artículo, en este caso, la ausencia de espermatozoides en el eyaculado se produce como consecuencia del bloqueo en alguno de los conductos de salida del semen. Por tanto, un posible tratamiento sería intentar desbloquear la obstrucción de estos canales para permitir la expulsión de espermatozoides en la eyaculación.

En cuanto al embarazo, en caso de no lograr el desbloqueo, sería posible realizar un proceso de ICSI con espermatozoides obtenidos a través de una biopsia testicular.

¿Cuándo se considerar que un semen es de mala o baja calidad?

Se dice que la calidad seminal es baja o mala cuando el resultado del análisis del semen (seminograma o espermiograma) indica que uno o varios parámetros espermáticos están afectados en base a los valores de normalidad marcados por la OMS.

2 comentarios

  1. usuario
    ignt

    Si hay teratozoospermia pero es leve, ¿es posible el embarazo? Y en caso de que si se logre el embarazo, ¿habrá algún problema con el bebé?

  2. usuario
    ursula

    A mi marido le detectaron astenozoospermia… estuvo tomando unas pastilla y le subió un poco la calidad del semen y aunque no subió hasta la normalidad logré quedarme embarazada de forma natural.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies